Yolanda Díaz acusa a Sánchez de incoherente por su postura sobre el Sáhara

Califica de «giro injustificable» la decisión de Exteriores pero prefiere mantener su sueldo de 81.000 € en lugar de dimitir por coherencia

 La vicepresidenta segunda del Gobierno acusa hoy lunes al Presidente de incumplir el acuerdo de coalición por la postura sobre el Sáhara. «Quien está incumpliendo el mandato de país es el presidente del Gobierno». Es evidente la indignación de Unidas Podemos con el PSOE por romper casi 50 años de neutralidad española sobre su excolonia africana sin consultarlo con nadie.

Aunque el acuerdo de coalición indica que la política Exterior corresponde a Pedro Sánchez, la titular de Trabajo carga con dureza contra su jefe en el Ejecutivo. «Soy muy respetuosa con las competencias de cada ministerio. Pero somos un Gobierno de coalición y los asuntos de fondo se dialogan entre las partes. Claro que la política Exterior la llevan Albares y Sánchez, pero eso no obsta para que las decisiones de calado, y créanme esta lo es, se compartan».

Anuncio

Yolanda Díaz quiere participar en esas decisiones y pone como ejemplo la reforma laboral. «Yo misma en la reforma laboral, no solo compartí y dialogué con todos los ministerios, sino que incluso tuvimos que hacer comisiones paralelas«.

Se trata de otro encontronazo, tras la divergencia sobre el envío de armas dentro de Unidas Podemos y de la coalición de Gobierno. Esto ha provocado que la propia Yolanda Díaz, la vicepresidenta segunda del Gobierno esté se vuela ahora a alinear con los de Belarra. En Podemos celebran la resintonización. En verdad, explican en Podemos, Yolanda Díaz no tiene diferencias ideológicas de calado con los morados.

Tres cuestiones a aclarar

Unidas Podemos ha tenido que tragar tres decisiones que rompen su postura y cuestionan su capacidad de influencia en Moncloa. En menos de un mes los morados han visto cómo el Gobierno del que forman parte ha enviado armas a Kiev para que la resistencia ucraniana haga frente a la invasión rusa, también han escuchado el compromiso de Sánchez de aumentar el gasto en Defensa a un 2% del PIB y ahora tienen que aceptar que se cambie la postura sobre el Sáhara.

El partido se ha pronunciado este lunes también sobre el espaldarazo español a Marruecos. Rabat pretende saltarse la celebración de un referéndum de autodeterminación, como pautan las resoluciones de Naciones Unidas, y conceder la autonomía al Sáhara Occidental. De manera que se reconocería la soberanía marroquí sobre la excolonia española. Los morados han calificado la decisión como un «giro injustificable«.

«Supone un giro en la posición histórica de nuestro país frente a las resoluciones de Naciones Unidas, frente a los programas electorales del PSOE y al sentido del acuerdo de coalición», ha lanzado la coportavoz del partido, Isabel Serra. Los de Ione Belarra aseguran no sentirse incómodos en el Ejecutivo aunque las últimas medidas adoptadas supongan una afrenta a los principios ideológicos de Podemos. «Quizá debería responder quien no está cumpliendo el acuerdo de Gobierno o quienes toman decisiones que son injustificadas. Las decisiones que se están tomando por parte del PSOE son incomprensibles y muestran un acercamiento al PP. Por eso es más importante que nunca en estos momentos el compromiso con el acuerdo de coalición», ha remachado Serra.

Prefiere mantener su sueldazo

Yolanda Díaz no está dispuesta a perder sus 81.000 euros de sueldo como vicepresidenta ni por el Sáhara Occidental. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo pese a la acusación de «incoherente» al presidente del Gobierno, del que forma parte, y de su «enorme opacidad» al no dar explicaciones a su socio, se ha apresurado a añadir que pese a ello, no rompe con Sánchez por entender que sería una gran irresponsabilidad.

Díaz argumenta que Unidas Podemos no debe abandonar el Gobierno para ser coherente con el acuerdo de coalición suscrito con los socialistas. El «incoherente», según ella, es Sánchez por apoyar ahora la autonomía para el Sáhara propuesta por Marruecos.

Romper en este momento sería una decisión de gran «irresponsabilidad», afirma la vicepresidenta de Sánchez, al que se limita a emplazar a una conversación cara a cara con tres asuntos sobre la mesa:  la crisis económica y social que está azotando a España; la crisis energética y «lo que tiene que ver con la ONU, el Sáhara y Marruecos y las previsibles consecuencias». Y es que 81.000 € no se ganan tan fácilmente.

En la misma línea, el exvicepresidente Pablo Iglesias se ha sumado a la catarata de voces moradas que ha criticado a Sánchez. Sospecha que el presidente del Gobierno quiere sacarles del Gobierno con tanta decisión incómoda para Podemos. Pero Iglesias es rotundo: Unidas Podemos haría mal en salir.

«Si Sánchez quiere sacar a Unidas Podemos del Gobierno puede hacerlo mañana mismo. Tiene el poder de decidir que el Gobierno pierda 34 diputados imprescindibles y que ERC y Bildu se replanteen las cosas. Pero creo que UP no debe caer en provocaciones. Opino que hay que defender sin complejos el derecho de autodeterminación del Sáhara en el marco del Derecho internacional y explicar, con tranquilidad, que el PSOE es un socio de gobierno necesario para hacer políticas progresistas pero que no es necesariamente una fuerza política de izquierdas, aunque sus bases electorales y militantes sí lo sean», ha remachado Iglesias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad