Vox supera al PP en intención de voto

El PP perdería las elecciones generales, dejándose 36 escaños y Vox daría el sorpasso con 84 escaños

Encuesta OKDIARIO

Según la encuesta de Data10 para OKDIARIO, el PP pasaría a ser la tercera fuerza política, dejándose 36 escaños en apenas un mes. El partido de Santiago Abascal sería el nuevo líder de la oposición alcanzando 84 diputados.

Se trata de una caída histórica que demuestra que el Partido Popular se desangra tras la batalla abierta entre Génova y Sol. A lo que hay que añadir los errores de las elecciones en Castilla y León, su pifia en la votación de la reforma laboral o el rechazo al pacto con Vox en Castilla y León.

Anuncio

El PP sacaría hoy 83 escaños, según la encuesta que se llevó a cabo con 1000 personas el pasado 19 de febrero. En el anterior sondeo del 10 de enero, los populares alcanzaban los 119 lo pero que les permitía alcanzar la mayoría con Vox (60 escaños). Ahora, en cambio, todo ha cambiado y aunque Abascal aproveche el hundimiento del PP, con 24 diputados más juntos solo sumarían 167 escaños (a mayoría está en 176).

El PSOE, pese a la desastrosa política de su Presidente Sánchez, volvería a ser la fuerza más votada, con 104 escaños, 6 más que en enero. Este le permitiría volver a reeditar el Gobierno Frankenstein y nos dejaría de nuevo a todos los españoles a merced de los separatistas y proetarras.

Pánico en el centroderecha

El PP vive su momento más crítico y, hoy por hoy, con pocas vistas de solución. La guerra fratricida entre Génova y Sol ha dejado al partido absolutamente desolado. El intento de zanjar la crisis, con una reunión entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, ha resultado estéril. Las posiciones están aún alejadas y la ruptura es evidente.

Los acontecimientos se han precipitado desde el jueves. Tres días de vértigo en los que se han sucedido una vorágine de acusaciones y desmentidos que han generado un confuso escenario. Ayer, la tarde fue intensa en las sedes de Génova y Sol. El entorno de Ayuso aseguró que la reunión había sido «infructuosa». Afirman que Casado pedía a Ayuso que enviase un comunicado negando que el PP la hubiese investigado y se le levantaría el expediente informativo impuesto a la presidenta. Finalmente, Génova respondió que tras recibir « la información requerida sobre la contratación de emergencia durante la pandemia se incorporará al expediente informativo abierto por el Partido Popular para concluirlo satisfactoriamente».

Nunca el liderazgo de Casado estuvo tan en entredicho como ahora. Por eso los últimos días se ha dedicado a reclutar apoyos. Pero los presidentes regionales han mantenido una calculada distancia. Para Ayuso tampoco será fácil salir de ésta. Históricamente, quien desafía al aparato del partido suele caer más pronto que tarde. La presidenta madrileña ni siquiera tiene el apoyo cerrado del PP de Madrid, un partido complejo donde cohabitan dos facciones. Y si bien es cierto que cuenta con el respaldo mayoritario de los militantes, no es menos seguro que hay reticencias entre sus compañeros de partido por su afán de protagonismo.

El conflicto es difícil de resolver, por eso ya hay barones que plantean la posibilidad de un Congreso extraordinario. Es posible que la solución pase por Feijoo, que dé ese paso a delante que hasta ahora tanto le ha costado dar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad