Un mena fugado de un centro droga y viola a una niña de 14 años en Palma

La comunidad de Baleares ha registrado un aumento de la inseguridad ciudadana desde que es dirigida por la socialista Francisca Armengol

El alarmante crecimiento de la inseguridad en Baleares desde que la socialista Francisca Armengol dirige la comunidad, tiene en vilo a los vecinos asolados por bandas de menas en Palma tras la detención de un argelino de 17 años acusado de violar a una niña de 14 en el polígono de Levante.

Los hechos ocurrieron a finales de junio en un piso ‘okupado’ junto al parque Wifi, cuando el mena (menor extranjero no acompañado) drogó presuntamente a la niña haciéndole fumar cánnabis, y llevándola a una habitación para consumar la violación, según informa Última Hora.

Anuncio

Además, los vecinos de las zonas de Establiments y Secar de la Rea llevan años denunciando las trifulcas, trapicheo de drogas y agresiones sexuales cometidas por bandas de menas que gozan de total de impunidad en Baleares. En agosto de 2020, unos menas se dedicaron a entrar y saquear las viviendas de los vecinos llegando a robar la casa de un guardia civil para hacerse con su arma de servicio.

A todos estos hechos se suma el descontrol de la pandemia. La incidencia del coronavirus está disparada y en las últimas horas se han registrado 303 contagios más en Baleares (frente a los 233 del sábado y los 299 del viernes) y hay 63 pacientes hospitalizados: 49 en planta y 14 en UCI, ha informado la Conselleria de Salud este domingo.

La amenaza de un nuevo macrobrote, que las autoridades de las islas dan la sensación de ser incapaces de controlar en pleno arranque de la temporada veraniega, se produce después de que la madre de uno de los 268 niños confinados arbitrariamente denunciara a la responsable de Salud, Patricia Gómez, por detención ilegal.

Asimismo, los menores y sus padres han denunciado que, pese a que todos ellos llegaron a la Comunidad con la PCR negativa, fueron encerrados en contra de su voluntad. Desde el Gobierno de Armengol se aseguró que el traslado de los menores se había producido con el permiso de los progenitores, algo que luego se comprobó que era falso: los estudiantes fueron aislados antes de que los padres pudieran dar el servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad