Un fotógrafo denuncia a Pablo Iglesias por ‘robo’ y manipulación de un vídeo

Pablo Iglesias vulnera los derechos de propiedad intelectual y utiliza para un vídeo de campaña unas imágenes filmadas por un fotógrafo freelance

El líder de Podemos se valió de fotografías, a las que recortó la marca de agua de su autor, para un vídeobook donde promocionaba su candidatura y que publicó en todas sus redes sociales el pasado 13 de abril, y que sólo en Facebook tiene ya 76.000 visualizaciones.

El afectado, el fotógrafo Álex Peña, estudia estos días una demanda por vulneración de los derechos de autor; un delito contra la propiedad intelectual que no es nuevo: Podemos ya fue condenado en 2019 a pagar 64.000 euros al fotoperiodista Pedro Armestre por los mismos hechos: robar imágenes, ocultar la marca de agua e incluirlos en un vídeo del partido político. En esta ocasión, el secretario general del partido estaría directamente implicado.

Anuncio

En el vídeo, en el que solo habla Pablo IglesiasPodemos denuncia la situación de los bomberos forestales, y emplea distintos vídeos superpuestos del incendio, además de las conversaciones del propio Iglesias con alguno de los implicados. Entre esas imágenes destacan del resto las de Peña, que dan una vista panorámica captada a través de un dron en las horas posteriores al incendio.

Tal y como recoge el portal LaPolítica, Álex Peña ha tratado de contactar con Podemos a través de distintos medios para informarles de la situación, sin obtener respuesta alguna por parte de la organización. «O no se han enterado o no han querido enterarse», lamenta el fotógrafo, que ha denunciado los hechos a través de sus redes sociales.

«Me metí en Facebook y mi sorpresa fue que la primera de las imágenes era mía, una toma de un vídeo que tengo publicado en Youtube. Me dije ‘creo que me lo han robado’. Volví a ver mi trabajo y comprobé que eran las mismas imágenes, lo único es que se habían descargado el vídeo, recortado mi marca de agua, que está registrada, además de editarlo y cambiar el color para que parezca diferente», relata el propio afectado, que se declara «completamente apolítico».

El fotógrafo entiende que los fines eran puramente electorales por lo que reclama ahora el pago de las imágenes por parte de Podemos, y explora estos días las opciones legales para interponer una demanda contra el partido y su secretario general por plagio, tras haberse apropiado indebidamente de su trabajo. Uno de los principales escollos para llevar adelante la acción judicial es precisamente el coste económico de estas acciones, al haber tenido que darse de baja como autónomo ante la precariedad del sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad