Un exjuez destroza a Margarita Robles: “Está a punto de entrar en prisión”

Así lo afirma Fernando Presencia, que ha presentado una nueva denuncia y aporta documentación sobre presuntos delitos

El exjuez decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia, lo tiene claro: “Margarita Robles, a punto de entrar en prisión”. Y lo afirma porque suma ahora, a las denuncias formuladas por presunta evasión de capitales, otra de distinta índole…

La asociación que él preside, ACODAP ha presentado denuncia en un juzgado de Madrid por el “impúdico bloqueo del CGPJ. La Asociación contra la Corrupción y en Defensa de la Acción Pública, liderada por el exjuez decano, se basa “en uno de los muchos escritos que se cruzaron la presidenta del Tribunal Superior de Justicia con la Fiscal Superior de Cataluña. Se comunicaban con frecuencia a propósito de las diligencias ‘Indeterminadas 1/2009’, que no son otra cosa que las investigaciones gubernativas que se abrieron como consecuencia de las maquinaciones del fiscal José María Mena”, aseguran desde esta entidad.

Anuncio

En ese procedimiento, bajo el eufemismo de “investigar presuntas irregularidades” cometidas por el personal de la Fiscalía Superior de Cataluña, su Jefa de entonces, María Teresa Compte, descubrió con horror que en sus archivos aún se guardaban 312 documentos manuscritos atribuidos a su antecesor, el fiscal ya jubilado José María Mena. En ellos se describían presuntos delitos de este fiscal”.

ADOCAP explica que “tras ese inquietante descubrimiento, los papeles fueron remitidos al Consejo General del Poder Judicial. El denunciante destaca que “llama poderosamente la atención que los documentos que describían esos delitos no se reenviasen a un órgano jurisdiccional, como podría ser el Tribunal Supremo o la Audiencia Nacional, sino que se remitieron a un órgano gubernativo no jurisdiccional, como es el Consejo General del Poder Judicial”.

El ex juez incide en que “el CGPJ no hiciera absolutamente nada. Por aquel entonces la actual ministra de Defensa, Margarita Robles, era vocal judicial del órgano de gobierno de los jueces. Pero la ministra estaba involucrada en las fechorías del fiscal. De hecho fue ella quien eligió a los fiscales Villarejo y Mena para gestionar desde Barcelona los sobornos y chantajes a jueces y fiscales de toda España. Su colaboración con la trama está ampliamente documentada. En muchísimos de esos manuscritos aparece la leyenda “no os preocupéis que esto acabará arreglándolo Margarita Robles”.

ADOCAP asegura que “a Robles el asunto se le fue de las manos y era necesario taparles. Por esa razón hizo lo todo imposible para que Carlos Dívar, el entonces presidente del órgano de gobierno de los jueces, no dedujera un solo testimonio, ni divulgara nada de lo que acababa de saber. Pero esa lealtad también fue su final. Dívar se convirtió en el único presidente del CGPJ que se vio obligado a dimitir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad