Un chaval de 15 años mata a toda su familia y convive con los cadáveres varios días

Mató a tiros a sus padres y hermano de 10 años al ser castigado sin wifi por sus malas notas

Que estamos creando una sociedad sin capacidad de asimilar la frustración es un hecho evidente. Para nuestros políticos, el esfuerzo y el trabajo para alcanzar metas no es un valor importantes (solo hay que analizar cómo han llegado ellos a sus puestos privilegiados). Y lo ocurrido esta semana en Elche es un ejemplo más de esta Educación donde pasar de curso no debe estar ligado al rendimiento (eso estropearía las estadísticas).

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este viernes a un chico de 15 años tras asesinar a sus padres y su hermano pequeño de 10 años en la pedanía del Camp d’Elx -Elche (Alicante)-. Los hechos tuvieron lugar en el domicilio familiar cuando la madre del joven le castigó sin el wifi por haber suspendido cinco asignaturas y negarse a colaborar en el mantenimiento de la finca.

Anuncio

Máxima crueldad

Según se deduce las primeras investigaciones, primero disparó a la madre y seguidamente al hermano. Cuando llegó su padre casa, fue le recibió con un disparo en el pecho. El padre no murió en el acto y sangrando le gritaba qué había hecho, y el joven, según ha reconocido, le volvió a disparar, «porque no se callaba».

Impasible, tras el triple asesinato, arrastró los tres cadáveres hasta el cobertizo y siguió con su rutina habitual. El joven parece ser que convivió con los cadáveres durante tres días hasta este viernes, 11 de febrero, una vecina con la que se cruzó le preguntó que hacía días que no veía a sus padres y él le confesó que los había matado.

La vecina avisó rápidamente a las fuerzas de seguridad, que se trasladaron al lugar de los hechos y arrestaron al menor. El chaval sigue detenido y ha confesado el crimen en su declaración. En todo momento ha mostrado una terrible frialdad.

Pena mínima

El joven pasará a disposición de la Fiscalía de Menores en un plazo máximo de 24 horas e ingresará en un centro de reforma para menores como medida cautelar.

En España, los menores de 14 años no tienen responsabilidad penal y son sus padres quienes deben asumir las consecuencias ‘económicas’ de lo que ellos hagan. En este caso, al tener entre catorce y dieciocho años, sí tiene responsabilidad penal por sus hechos delictivos, por lo que será ingresado en un centro de menores hasta los 18 años. Y esa será toda su pena por tres asesinatos; luego quedará totalmente libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad