Tras el transporte y el campo ahora amarra la flota pesquera

Primera jornada de amarre de la flota de bajura ante la urgencia de bajar precios y desbloquear el transporte

El Gobierno de Sánchez está consiguiendo levantar a todo el país es su contra. Su inactividad, su falta de empatía y su soberbia, han hecho que el sector laboral esté en pie de guerra. Y todo al margen de unos sindicatos paralizados y con «la tripa llena».

A la semana de huelga del transporte, que ya está teniendo su incidencia en grandes empresas de distribución y en la ciudadanía por falta de suministros; al levantamiento en masa del mundo rural, harto de palabras huecas de la España vaciada pero sin ningún apoyo del Gobierno; se une ahora el sector pesquero español.

Anuncio

Ya venían avisando a lo largo de estas últimas semanas de que si no se tomaban medidas se vería obligado a amarrar su flota desde este lunes, 21 de marzo. Pero el Gobierno no se ha dado por aludido y ha hecho oídos sordos, sobre todo con un precio del combustible que sigue al alza. De hecho, en algunas zonas de España los barcos ya han dejado de faenar ante el disparado coste del combustible. En el caso de Andalucía, el 50% de la flota de bajura ha decidido parar.

«Si a lo largo de esta semana los pescadores ven que no se toma en serio el problema, a partir del próximo lunes parará toda la flota de bajura y parte de la de altura», explicaba Javier Garat, el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca).

Además de que el 50% de la flota de bajura andaluza no haya salido a faenar, también se ha parado toda la flota de Tarragona así como algunos barcos del Golfo de Cádiz, del Cantábrico Noroeste y de Gran Sol.

El gasóleo por las nubes

En las últimas dos semanas, el precio del gasóleo industrial ha pasado de 0,668 céntimos a 1,160 euros. Desde el 1 de enero hasta el 24 de febrero, día en que comenzó la invasión rusa en Ucrania, la subida fue del 22%. Desde entonces se ha incrementado un 68%, con subidas diarias de más de un 10%, según datos facilitados por Cepesca a este medio.

En concreto, Entre el 1 de enero y el 9 de marzo, el encarecimiento del gasóleo ha sido del 107%. En el caso de un buque de arrastre litoral su consumo anual puede rondar entre los 500.000 y los 600.000 litros por año. 

Su media de ingresos anuales oscila entre un millón y 1,2 millones de euros. El precio actual del combustible le supone «más del 50% de sus costes de explotación», según indica Cepesca.

El precio del combustible supone el 30% de los costes de explotación de la flota artesanal y el 50% para el resto de flotas de bajura y altura, según ha apuntado Garat. Lo ha resumido así: «Ahora mismo salir a pescar cuesta dinero a los pescadores«.

Principales peticiones

El sector reclama medidas como la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social, un periodo de prórroga de los préstamos Covid, la suspensión o reducción del IVA sobre el pescado y el marisco y la suspensión de las tasas portuarias.

En la costa norte comentan que el arranque de año ha sido muy malo por las condiciones del mar. A ello hay que sumar la crisis, la bajada de los precios y el incremento de los combustibles. Esto provoca que prácticamente toda la flota de bajura esté amarrada. ‘Los que pueden faenar siempre lo hacen en precario porque los recursos pesqueros son escasos, las zonas muy limitadas y los resultados económicos bajos’, señala José Antonio Gómez, presidente de la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores.

Por ello, han demandado al Gobierno que adopte medidas de carácter inmediato, en la línea de las impuestas en Francia, Portugal o Polonia. Para bajar el precio de los carburantes y disminuir la factura energética.

De cara a atajar la huelga, instan al Gobierno a actuar «con sensatez» y sentarse con «todos» los representantes del sector del transporte de mercancías. «A nadie se le ocurre bloquear un país si no tuviese razones», ha incidido la conselleira do Mar Rosa Quintana. Exige a España a seguir el ejemplo de Portugal, Francia o Irlanda, donde «ya la semana pasada adoptaron la decisión de bajar 35 céntimos el precio del combustible».

«No podemos esperar al 29 de marzo porque, igual ese día, las empresas ya no tienen capacidad para seguir subsistiendo, aún con la bajada del precio del combustible», ha incidido, en alusión al paquete de medidas económicas anunciado por el Gobierno para la última semana del mes. «Las medidas tienen que ponerse ya encima de la mesa. Todas las administraciones deben arrimar»

Rebaja Gasóleo

Así las cosas, Quintana ha subrayado que «es necesario» que el Gobierno «tome decisiones con el IVA del gasóleo» y plantee «exenciones» en las cuotas a la Seguridad Social.

Respecto al anuncio de la Xunta de suspender el abono de tasas portuarias, la conselleira ha comentado que trabajan en el encaje administrativo de esta medida que «como mínimo» se aplicará durante «dos meses».

También ha apremiado al Ejecutivo central a rebajar los costes de la energía, puesto que hacen «inviable» la actividad para industrias «de alto consumo energético» como las que operan en el sector mar-industria.

«La energía está siete veces más alta que hace un año. Hay empresas que tienen gastos de 1.000 euros diarios que hacen inviable que sigan las empresas abiertas», ha indicado Quintana.

Primer día de amarre

Este lunes ha sido el primer día de amarre total de la flota pesquera en toda España como medida de presión del sector para reunirse con el ministro de Pesca, Luis Planas, quien tiene previsto recibir a representantes de las cofradías el próximo miércoles.

«El precio del combustible no hace rendible salir a faenar. El día tiene 24 horas y en esas 24 horas debería haber un momento para reunirse con tu sector», ha espetado Rosa Quintana, que ha vuelto a poner a Francia, Portugal y Polonia como espejo en el que debe mirarse el Gobierno español para atajar la crisis que también afecta a la flota pesquera.

Lonjas de A Coruña y Vigo

Este primer día de amarre ha trastocado la normalidad de los puertos gallegos, aunque en Vigo la actividad de los barcos que faenan en altura ha dejado un lunes con un ligero mayor volumen de descargas en comparación con lo habitual.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Lonja de A Coruña, Juan Carlos Corrás, ha manifestado que apenas cuentan en esta jornada con 10 toneladas de pescado y ha calificado de «preocupante» la situación.

En concreto, ha dicho que ha salido pescado para el ámbito minorista pero no para el mercado nacional, mientras continúa la presencia de piquetes de transportistas en huelga en la entrada al puerto.

«Poco, muy poco», ha señalado sobre el pescado que ha salido de la lonja coruñesa. «Esto se ha agravado por el paro de las cofradías con parte de la flota de bajura que tampoco trabaja», ha insistido. Por ello, ha pedido al Gobierno que se siente a dialogar con los convocantes de los paros. «Urge una solución», ha remarcado.

También advierten de la situación en A Coruña, la federación de comerciantes especializados Fedepesca, que apunta en un comunicado del «colapso» en el abastecimiento de pescado fresco en la lonja de la ciudad herculina, por lo que demanda al Gobierno que «garantice el normal funcionamiento en este puerto a aquellos operadores que deseen continuar con su actividad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad