Tensión en Galapagar: Irene Montero presiona a Iglesias para abandonar el Gobierno

Irene Montero presiona a Pablo Iglesias para que Podemos abandone el Gobierno.

Irene Montero está harta y no quiere seguir con la coalición socialcomunista. OkDiario ha desvelado el nerviosismo interno dentro de Podemos, donde la número 3 del partido (Montero) ha hecho llegar a la cúpula del partido su deseo de abandonar el Gobierno.

Podemos no está recibiendo el apoyo social que se esperaban y su paso por el Gobierno les está desgastando como formación política. Montero empezó a expresar en privado hace ya varias semanas la voluntad de romper el pacto con los socialistas y abandonar el Ejecutivo. En los últimos días, sin embargo, ese deseo ha pasado de ser una reflexión entre los dos principales líderes del partido a ser compartida con otros colaboradores en Podemos y en el Gobierno. Y ha llegado también a oídas de sus socios socialistas. El devenir de algunas leyes en tramitación, como la Ley de Vivienda o la ‘Ley Trans’, o el resultado de las elecciones en Madrid, pueden ser claves para la ruptura final.

Si Pablo Iglesias no se hubiera postulado como candidato para la Comunidad de Madrid probablemente y según apuntaban las encuestas, la formación morada habría desaparecido de la comunidad. Algo, que evidencia el desgaste de Podemos en el Gobierno.

Aunque a menudo declaran que la relación entre los socios de la coalición es excelente, que sólo existen pequeñas diferencias que hay que enmarcar en las discrepancias de dos partidos distintos y que el acuerdo no se romperá hasta el final de la legislatura, la verdad es que el día a día en el Ejecutivo es realmente complicado. Ministros de ambas formaciones se torpedean entre ellos e incluso algunos ni se hablan entre sí.

Ante esa situación que en el Partido Socialista califican, siempre en privado, de «insostenible», Montero reclama a Iglesias que los cinco ministros podemitas sigan los pasos del secretario general y abandonen el Gabinete presidido por Pedro Sánchez. Desde el PSOE no verían mal su marcha. Lo considerarían «normal», ya que «son incapaces de asumir que hay cosas irrealizables y que gobernar significa tomar decisiones a veces difíciles».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad