Ocho detenidos tras una fiesta ilegal en el centro de Madrid

La Policía Nacional ha detenido a, al menos, siete jóvenes en una fiesta ilegal en el centro de Madrid. Uno de ellos ha intentado escapar por el patio interior del edificio.

La Policía Nacional ha desarticulado la madrugada del sábado una fiesta ilegal con más de 50 personas en un piso turístico de alquiler en pleno centro de Madrid. Los vecinos del centro de la capital llevan meses denunciando este tipo de fiestas en pisos turísticos, también llamados ‘partypisos‘. Los jóvenes se organizan para alquilar pisos y celebrar fiestas ilegales multitudinarias.

La fiesta se ha producido en un piso turístico de la Calle Cádiz, paralela a la Puerta del Sol de Madrid. Los vecinos, en torno a las 10 de la noche, hora de comienzo del toque de queda, han avisado a la Policía Municipal de lo que estaba sucediendo en el interior del apartamento.

Anuncio

La Policía Municipal, tras más de seis llamadas de los vecinos a lo largo de la noche, se han personado en el domicilio en varias ocasiones y han llamado a la puerta incesantemente. El descaro de los participantes de la fiesta les llevó a no abrir la puerta en ninguna ocasión. Y ni siquiera pararon la música cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado intentaban desalojar la fiesta.

Tras toda una noche de fiesta, en torno a las siete de la mañana, cuatro patrullas de la Policía Nacional han conseguido acceder al domicilio y han comenzado a identificar a todos los participantes. En el interior se encontraban más de 50 jóvenes sin mascarilla ni distancia social, presumiblemente afectados por sustancias como alcohol.

Después de identificar a los jóvenes e interponer multas que rondan los 3.000€ por persona, la Policía Nacional ha encontrado a un joven en el patio interior del edificio, que intentaba escapar. La Policía ha llamado a los Bomberos para poder rescatar al fugitivo, pero cuando se han personado, el jóven había conseguido romper un acceso al bar colindante, que se encontraba cerrado en ese momento, y se ha escondido en su interior.

Minutos más tarde, la propietaria del establecimiento se ha personado en el lugar y ha abierto la puerta del local, lo que ha permitido acceder a la Policía Nacional y Bomberos para proceder a su detención.

La fiesta ha finalizado con al ocho detenidos, que han sido trasladados a la comisaría de la Policía Nacional para su puesta a disposición judicial. Los policías practicaron 45 propuestas de sanción a los asistentes por incumplimiento de las medidas anti-covid establecidas, además, se incautaron diversas sustancias estupefacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad