Sánchez suspende la vigilancia a catalanes y vascos y la exdirectora del CNI se marcha

El Gobierno de Sánchez cedió el CNI al independentismo y la exdirectora Paz Esteban renuncia y deja tirada a Robles.

Todos recordamos como a Paz Esteban se le intentó culpar de la crisis del Pegasus y no olvidamos como Margarita Robles se esforzaba en decir que «no era una destitución, sino una sustitución». Ha durado poco en su nuevo puesto, no aguanta más y opta por dar un sonoro portazo. La exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia, el CNI, se marcha de manera definitiva, harta de las mentiras y de los tejemanejes de Margarita Robles.

Un final anunciado

Esteban llevaba semanas estudiando la opción de prejubilarse después de cuatro décadas unida a la inteligencia española. Sobre todo, observando como el Ejecutivo socialcomunista se había echado en manos de separatistas y filoetarras. Así, tras mes y medio de su relevo al frente del CNI, Paz Esteban ha dado ese paso definitivo para apartarse de ese organismo.

Anuncio

Y eso a pesar de que la ministra de Defensa había jurado y perjurado que Esteban seguiría unida a los servicios de inteligencia del Gobierno.

Pero se mascaba la tensión dentro de la institución y, aunque el comportamiento de la exdirectora del CNI había sido más que exquisito en estas semanas posteriores a su destitución, al final el resultado no podía ser otro que la de desvincularse de un órgano que ahora tiene otras miras.

Sánchez finaliza la vigilancia a independentista

El presidente del Ejecutivo ha dado la orden tajante de que se proceda al punto y final a la vigilancia a los independentistas. Tras la vigilancia a 17 dirigentes separatistas, ordenada legalmente por un juez del Tribunal Supremo, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, tenía que contentar al separatismo para aguantar unos meses más en la poltrona. Por ello, la primera medida fue sacrificar a la ahora exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban López, pese a que la responsabilidad recaía en el Ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

En su lugar colocó a Esperanza Casteleiro, secretaria de Estado de Defensa y mano derecha de la ministra de Defensa, con un único objetivo: cumplir las órdenes políticas de Sánchez . No importa tanto la seguridad nacional sino actuar sin resistencia a las directrices que reciba.

Y rápidamente se ha puesto manos a la obra. El CNI ha cesado la vigilancia a los líderes independentistas, tanto catalanes como vascos. Una vez más, es una muestra del sometimiento de las instituciones del Estado a Sánchez, todo para para alargar su estancia en La Moncloa.

De esta forma, Sánchez contento pues mantiene el apoyo, de momento, de los separatistas , y el independentismo feliz de comprobar que manteniéndole, los que quieren romper a España, mantienen cada vez más poder y relevancia. Una muestra de esto es el ingreso de ERC, Junts, Bildu y la CUP en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados.

Además de indultos y financiaciones, Sánchez ha propuesto como regalo a los secesionistas dos reformas legales para seguir contando con su apoyo.

  • La Ley de Información Clasificada que vendría a sustituir la actual Ley de Secretos Oficiales, que fue aprobada en el año 1968.
  • La reforma de la ley orgánica que regula el control judicial previo del CNI, para asegurarse de que no les vuelvan a espiar una vez que el presidente abandone el poder.

Ambas leyes, afortunadamente, son de muy difícil aprobación, debido a que requieren mayorías que los socialistas no poseen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad