Sánchez promete a Europa una subida de 80.000 millones en impuestos

Pedro Sánchez se ha comprometido con la Unión Europea para recaudar 78.518 millones de euros en subidas de impuestos.

La subida de impuestos que ha comprometido Pedro Sánchez en la UE no se limitará a los peajes, tributos ecológicos o impuestos sobre los vuelos, tal y como afirma la versión oficial. La subida que prepara el Gobierno será global y afectará a la totalidad de contribuyentes porque, en caso contrario, será imposible alcanzar el compromiso de subida de impuestos que reconoce el propio Ejecutivo socialcomunista en su documento remitido a la Comisión Europea. Y es que ese compromiso oficial asciende a 7 puntos del PIB. Es decir, casi 80.000 millones de euros en incremento de impuestos. Un impacto equivalente a casi todo un nuevo IRPF pagado por todos los españoles a lo largo de todo un año. Un castigo de nada menos que 78.518 millones de euros.

El documento remitido a Bruselas alude a la menor presión fiscal española comparada con los países de su entorno. Y subraya la meta de alcanzar esa equiparación: «Se va a emprender una reforma del sistema tributario, para garantizar un flujo de recursos que permita responder a las necesidades de gasto e inversión, contribuyendo a la reducción del déficit estructural y al mantenimiento del Estado de bienestar, acercando la presión fiscal de España a la media de los países de la zona euro e incorporando las mejores prácticas internacionales”, señala sin miramientos el documento que plasma el “Plan de recuperación, transformación y resiliencia”.

El texto añade que “así, además de llevar a cabo algunos ajustes en los impuestos (con una revisión en profundidad de las múltiples exenciones y bonificaciones existentes), se pretende modernizar el sistema fiscal, adaptándolo a la realidad del siglo XXI, y en particular para hacer frente a los retos derivados de la digitalización y la transición ecológica. En el ámbito tributario se pretende también conseguir un sistema fiscal más eficiente en la lucha contra el fraude, para evitar nuevas formas de fraude fiscal, incrementar la eficacia del control tributario e incentivar el cumplimiento voluntario por el contribuyente de sus obligaciones tributarias. Con todo ello, se trata de avanzar hacia un sistema tributario suficiente y más eficiente, equitativo y justo, y que garantice la sostenibilidad de las finanzas públicas”.

En resumidas cuentas, van a modernizar el sistema fiscal para sacar más dinero del bolsillo de los ciudadanos y probablemente se inventen nuevos impuestos, relacionados con la era digital, para intentar pagar el despilfarro de dinero que ha habido en ayudas públicas durante la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad