Sánchez prepara 158 millones de euros para tertulianos y medios amigos

El objetivo es controlar la opinión pública en este año y medio clave para el Gobierno.

Esta cantidad supone más del doble de lo que se destinó en 2018 (71’56 millones) o en 2019 (62 millones de euros). Desde 2008, con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, no se gastaba tanto en España en publicidad institucional (fueron 187,2 millones de euros)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado en Consejo de Ministros ayudas a determinados medios de comunicación dentro del Plan de Publicidad y Comunicación Institucional 2022. Esta cantidad se distribuirá entre los medios tradicionales (prensa, radio y televisión) y las nuevas plataformas de comunicación (redes sociales, entre otras). Pero, a diferencia de otros años, se hará bajo criterios poco transparentes, pues en la Ley de Transparencia no se incluyó la publicidad de la Administración. Así del reparto se encargarán agencias contratadas por el Gobierno que, recurriendo a la confidencialidad, no publicarán presumiblemente el montante concedido a cada medio de comunicación.

Anuncio

Esta partida llega cuando los españoles sufren una subida de precios sin precedentes y el sector primario se arruina por la competencia desleal de países extracomunitarios. En un momento el que España lidera la tasa de paro (13%) y de paro juvenil (30,6%) en la Eurozona, según el reciente informe de Eurostat.

Objetivo: ayudar a medios afines

Pero el Gobierno tiene una misión: salvar a los medios de comunicación pequeños y progresistas. Se pretende que el Ejecutivo pueda dar dinero a los medios sin depender de ningún criterio. Y es que, tanto el PSOE como su socio Unidas Podemos, sienten que han perdido el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación, tal y como recoge este sábado Moncloa.com.  

No es este el primer paso en esta dirección. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace unos meses ya colocó a Miguel Barroso en el consejo de administración de PRISA para recuperar el apoyo de un gran periódico. De esta forma, El País ha pasado de ser el azote del Presidente a ser un medio «amigo» del Ejecutivo. Sánchez solo se pasea por los estudios de la SER y da entrevistas casi en exclusiva a PRISA y eso no es casual.

Sin transparencia

Hasta ahora la administración pública está obligada a justificar el reparto de fondos destinados a la publicidad. Y el baremo es sencillo: a más usuarios únicos, más posibilidades. Esto complica el que llegue el dinero a determinados medios progresistas afines. De ahí que Podemos ya se haya puesto manos a la obra. Por ello, se ha aliado con un grupo de medios de comunicación digitales para exigir que la inversión pública en los medios no dependa de ningún baremo más que el criterio del político de turno.

En cualquier caso, el Gobierno prepara una macrocampaña electoral para este año y el primer semestre del que viene que pretende difundir a través de los medios de comunicación todos los grandes hitos que lleve adelante el Ejecutivo. Por eso han preparado un presupuesto hasta 92 millones de euros superior al de 2020. La inversión directa que se hará desde el Estado en publicidad institucional será este mismo año de 158’34 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad