Sánchez oculta más de 63000 fallecidos por Covid

Según una investigación de The Lancet, indica que «existen brechas entre las muertes reportadas y el exceso relacionado con la pandemia»

Según la investigación de The Lancet, el número de muertes por coronavirus en el mundo sería tres veces mayor de lo que reflejan las estadísticas oficiales. Eso significa que, en lugar de los seis millones registrados, habrían fallecido en realidad 18,2 millones de personas.

En España, esta cifra ascendería a las 162.000 defunciones en vez de las 100.000 que Sanidad ha reportado. Según el estudio «existen brechas entre las muertes reportadas y el exceso relacionado con la pandemia por varias razones». «Los sistemas de informes de atención médica generalmente no enumeran la covid como causa de muerte sin una prueba positiva. Por lo tanto, en lugares con poca capacidad para hacer test, las muertes no se incluyen en los registros oficiales», añade. Además, no existe un criterio universal sobre cuándo se debe informar de una muerte por covid. Y también señala que «consideraciones políticas parecen haber impedido la notificación precisa de las muertes en algunos lugares».

Anuncio

Para calcular la cifra real, se han creado seis modelos basados en el patrón estacional de mortalidad semanal y luego estimar la tendencia de esa mortalidad no explicada por la estacionalidad. Así, para el 31 de diciembre de 2021, habrían fallecido 18,2 millones de personas en lugar de los 5,94 que registraron los organismos oficiales. En algunos países, el número de defunciones sería casi diez veces mayor, como en Bolivia, mientras que en otros lugares se calcularon tasas negativas. En España, en esas fechas se contabilizaron 98.900 fallecimientos, pero este estudio refleja que en realidad fueron 162.000.

No todos lo hacen igual

Según señalan los investigadores, «de los 12,3 millones más de muertes por COVID-19 notificadas, probablemente se demuestre que una fracción sustancial de estas se debe a la infección por SARS-CoV-2. Sin embargo, es probable que esta fracción varíe según la ubicación». «Por ejemplo, en algunos países de ingresos altos como Bélgica y Suecia, que han utilizado auditorías para investigar la relación entre el exceso de muertes y las muertes es cercana a 1. Es decir la variación en el período pandémico ha sido mínimo. Por el contrario, los datos auditados en Rusia y México indican que una proporción sustancial del exceso de muertes no podría atribuirse a la infección por SARS-CoV-2 en estos lugares», añaden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad