Sánchez, marginado en la OTAN porque no se fían de su Gobierno socialcomunista

El presidente español quedó relegado hasta la última fila y en una esquina. 

Que OTAN desconfía del Gobierno de Pedro Sánchez y sus socios “pro Putin”, es un hecho que ha quedado claramente demostrado en esta cumbre. Una imagen vale más que mil palabras. En la fotografía oficial de los líderes de la Alianza Atlántica, el presidente español quedó relegado hasta la última fila y en una esquina. Una forma de ‘ocultar’ al socialista en la instantánea ante el polémico apoyo de una parte de su gobierno a los intereses de Moscú en plena invasión a Ucrania.

Todavía resulta más claro si se compara con la fotografía de la cumbre de Londres de 2019, donde Sánchez estaba centrado en primera fila, muy cerca de la Reina Isabel II. Ha pasado de codearse con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el turco, Recep Tayyip Erdoğan, a estar en un rincón de la imagen.

Anuncio

La imagen ya es de por sí clara, pero es que unos minutos antes la situación era aún más demoledora para Pedro Sánchez. Un fotógrafo captó el momento en el que se quedó marginado y de brazos cruzados, mientras el resto de los líderes de la Alianza Atlántica se saludaban y conversaban.

La fotografía se hizo viral en las redes sociales, por más que el PSOE trató de restarle importancia. Un esfuerzo, sin éxito. demás, el Presidente también fue grabado acercándose a un corrillo para saludar de forma ‘exprés’ y casi forzada a Joe Biden. Una vez más, el presidente de Estados Unidos no mostró ningún entusiasmo en hablar con el socialista, por lo que las imágenes recordaron a la penosa ‘cumbre de los 29 segundos’.

Doble rechazo de Biden

Recordemos que el presidente de Estados Unidos sumó dos nuevos desplantes al gobierno PSOE-Podemos en la lucha contra la invasión rusa a Ucrania. Primero, lo dejó fuera de la ronda de llamadas con los “líderes europeos” para tratar los asuntos derivados del conflicto bélico del 21 de marzo. Habló con el presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, el primer ministro italiano, Mario Draghi, y con el británico, Boris JohnsonEso sí, ninguna mención al presidente de España o de su equipo.

Sin embargo, este último rechazo resulta más doloroso, ya que llega justamente después de un señalamiento directo del gobierno ucraniano contra el PSOE-Podemos. El pasado 18 de marzo, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksi Reznikov, criticó a los gobiernos que «ahora son medio comunistas o pro Putin». Así, insistía en la necesidad de que la población de esos países, entre los que citó directamente a España, salieran «a las calles» para manifestarse: «Por favor, hagan un llamamiento a sus gobiernos y a los gobiernos que ahora son medio comunistas o pro Putin en estos países. Por favor, salid a las calles. Hagan manifestaciones. Pregúntenles qué han hecho por Ucrania. Me ha preguntado qué se puede hacer en España».

Recordemos que Unidas Podemos mantiene una posición muy alejada a la que defienden los países de la Alianza Atlántica. Ha llegado a pedir incluso la disolución de la OTAN. Una lluvia de críticas constantes al trabajo que realiza este organismo, que dirige el noruego Jens Stoltenberg, y cuya reunión anual se celebrará este año en el mes de junio en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad