Sánchez fulmina a Paz Esteban (directora del CNI) para contentar a los separatistas catalanes

La Generalitat, tras la destitución, ridiculiza a Sánchez:  «No cierra el tema. Quien piense que es así, se equivoca. No es suficiente»

La decisión era conocida por todos pese a que ayer mismo, Felipe Sicilia, portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, aseguraba que no había «ni sola razón» para que Esteban no estuviera «en su puesto». «A día de hoy, no hay ni una sola información ni una sola razón para que la directora del CNI no esté en su puesto».

Sin embargo, la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha sido destituida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La intención del Presidente y su entorno era que presentase su propia dimisión para lo cual le estaban presionando. Pero ante su negativa, finalmente han tomado una decisión totalmente injusta para contentar a sus socios de ERC. Esta tarde se ha hecho oficial y se hará efectiva mañana una vez se publique en el BOE. 

Anuncio

Y es que la historia se repite. El Gobierno de Pedro Sánchez fulmina a la directora del Centro Nacional de Inteligencia para tratar de zanjar una brecha que amenaza su supervivencia política en Moncloa. La purga de Esteban es similar a la que hace casi dos años realizaron contra el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos. Curiosamente tanto él como Esteban dieron luz verde a investigaciones por orden judicial y bajo tutela de un magistrado.

¿Cuál es la excusa?

La justificación para expulsar a Paz Esteban López fue la denuncia de que los teléfonos móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles se espiaron con Pegasus en mayo y junio de 2021. Aunque ha quedado claro que el CNI no es el responsable de la seguridad de los teléfonos, el sector podemita aprovecharon para cargar contra la inteligencia española. Las ministras Ione Belarra e Irene Montero pidieron «depurar responsabilidades» pues se trata de «un ataque a la seguridad del Estado».

Ha quedado demostrado que la responsabilidad de la seguridad de los móviles del presidente y sus ministros era de Félix Bolaños, Ministro de la Presidencia. Pero es lo de menos. Ante la exigencia independentista de la cabeza de Margarita Robles, Sánchez no duda en masacrar una institución como el CNI para salvar su poltrona. Y es que detrás de la cabeza de la ministra de Defensa podría ir la suya.

Traición de Robles para salvarse

Así pues, la directora del CNI cae para que la ministra de Defensa se mantenga en pie. Es, en resumen, lo sucedido en el abrupto capítulo de este martes dentro de la crisis del espionaje. Con esta medida, el Gobierno pretende cerrar la crisis, aunque se equivoca pues los independentistas una vez que ven carnaza no la sueltan.

Margarita Robles, que hizo una encendida defensa de Esteban al ver peligrar su puesto, cede ante la imposición de Presidencia. Eso sí, a cambio ha impuesto a su candidata Esperanza Casteleiro, la número dos de su Ministerio de Defensa. Recordemos que Pedro Sánchez y Félix Bolaños, ya habían dejado caer en sus medios afines que sería el general Miguel Ángel Ballesteros, jefe del Departamento de Seguridad Nacional de Moncloa.

Larga trayectoria en el CNI

Casteleiro ingresó en el Centro Nacional de Inteligencia en el año 1983, ocupando hasta el año 2018 diversos puestos en unidades centrales y del despliegue exterior (en Cuba y Portugal) siempre en el ámbito de la Inteligencia. El 28 de septiembre de 2004 fue nombrada secretaria general del Centro Nacional de Inteligencia, cargo que desempeñó hasta junio de 2008. Desde el 2008 hasta 2014 ocupó nuevos destinos en unidades de Inteligencia en el exterior y, desde el 2014 hasta su llegada al Ministerio de Defensa de la mano de Margarita Robles, ocupó la jefatura de la Unidad de Inteligencia del CNI en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado.

Contentar al separatismo

Sánchez viajará a Cataluña esta semana para reunirse con Aragonés con la destitución de Estaban debajo del brazo. Con ello busca la paz con su socio preferente, sin el cual como bien sabe Sánchez, no hay Moncloa.

Pero o es un iluso o no conoce todavía al independentismo catalán. Apenas unos minutos después de la destitución, desde la Generalitat de Cataluña, la portavoz del Govern, Patricia Plaja, lo ven «insuficiente». «No cierra el tema. Quien piense que es así, se equivoca. No es suficiente», ha señalado Plaja.

La dirigente de la Generalitat asegura que es «necesario» que se «desclasifiquen» los documentos relacionados con el espionaje con Pegasus a los líderes independentistas. Plaja considera que el Gobierno de Sánchez debe dar explicaciones «claras» para saber «quién ordenó el espionaje, quién lo permitió y quién tenía conocimiento, y garantizar que no se repita».

A ERC tampoco le parece suficiente la destitución de la ya ex directora del CNI. Su portavoz, Gabriel Rufián, considera «lógica» la decisión de Sánchez pero, a la vez, ve «insostenible» que Margarita Robles siga como ministra de Defensa por ser «la responsable» del CNI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad