Sánchez copia las recetas de Feijóo que antes consideraba «cosméticas»

Los españoles nos habríamos ahorrado casi 200 millones desde que lo pidió Feijóo

Se dice que rectificar es de sabios y Pedro Sánchez ha comenzado su propia campaña personal para sobreponerse del desastre socialista en las elecciones andaluzas. Es por ello, que el Presidente del Gobierno ha comenzado a rellenar su agenda, cual chiquillo hiperactivo, y la billetera del Estado para demostrar su sanchísima generosidad.

Así, Sánchez, ha dado este miércoles un nuevo giro en su política, anunciando una nueva rebaja del IVA de la electricidad del 10 al 5 % que antes ridiculizaba.

Anuncio

Copia a Feijóo pero la vende como suya

Fue Alberto Núñez Feijóo quien, allá por el 22 de abril, le propuso un Plan de medidas urgentes y extraordinarias en defensa de las familias y de la economía de España. Por aquel entonces, el Gobierno obvió dichas medidas, no mostrando interés alguno por ellas. Recordemos que la propia portavoz, Isabel Rodríguez, reconoció que, cinco días después, ni siquiera se lo habían leído. Atacaba a Feijóo indicando que se trataba de medidas de «un tiempo pasado, son antiguas y dieron un resultado negativo».

Repetían hasta la saciedad, junto a sus socios de Gobierno, que bajar impuestos aumentaría la inflación. ¿Qué es lo que ha cambiado entonces? Está claro que la situación del país sigue siendo la misma y que, por tanto, ha sido el propia Sánchez quien ha cambiado. Pese a que lo socialistas se empañan en repetir públicamente que no es el Gobierno quien se examinó el 19-J, lo cierto es que esa urgencia por rectificar solo tiene una explicación: lavar la imagen del Presidente.

Sorpresa generalizada

Este cambio de rumbo ha pillado por sorpresa tanto a los socios de Sánchez como a los populares. Han salido del paso con críticas generalizadas. Íñigo Errejón, líder de Más País, calificó la rebaja del IVA como «parche», haciendo ver que las políticas de derecha no son la solución para el país. Ellos son más partidarios de subir los impuestos a «quienes más tienen».

Yolanda Díaz, que también necesita protagonismo, exige que el próximo el sábado, en el Consejo de Ministros extraordinario, se aumenten puntos el impuesto de sociedades para el sector energético. E insistía en que la bonificación de 20 céntimos por litro no era una medida progresiva, y es preferible que el descuento se establezca según la renta de cada uno. ¿Deberán las gasolineras pedir la declaración de la Renta para que te sirvan en la gasolinera?.

El PP, que tampoco se lo esperaba, indicó a través de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, que el nuevo decreto deberán primero conocer el plan entero: «Con nosotros no ha hablado nadie del Gobierno». Y plantean que para que su voto sea positivo deberá contener algo más que eso.

De acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria, las arcas públicas han dejado de ingresar este año por la rebaja del IVA de la luz del 21% al 10% algo menos de 129 millones de euros al mes -515 millones de enero a abril, último dato publicado-. En tres meses, 390 millones de euros con una rebaja del 11% del IVA. Con una rebaja del 5%, el ahorro superaría los 190 millones. De haber aplicado la medida cuando Bruselas se lo permitió y Feijóo se lo pidió, hace tres meses, las familias habrían ahorrado ese dinero.

Explicaciones incongruentes

La ministra de Hacienda, en una conversación informal con periodistas, indicó que la rebaja del IVA al 5 % es posible gracias a que en abril fue aprobada la directiva europea 2022/542. Ésta autoriza a los estados miembro a aplicar un tipo reducido del IVA del 5 % a la electricidad y el gas.

Pero lo curioso es que esa directiva la aprobó el Consejo Europeo el 5 de abril, quince días antes de que Feijóo enviara su plan a Sánchez y éste lo rechazara. De hecho, el documento de los populares decía textualmente: «La aprobación de la transposición inmediata de la Directiva (UE) 2022/542 del Consejo, de 5 de abril de 2022, permitiría que tributase a tipos reducidos el suministro de electricidad (de hasta el 5%), puesto que dicha Directiva regula en su Anexo III.22 esta posibilidad. Además, esta bajada de tipo impositivo debería mantenerse más allá de 30/06/2022».

Pero para María Jesús Montero, con esta medida, las arcas públicas perderían entre 250 y 300 millones de euros. Y que el coste del paquete completo sería cuantiosamente mayor (el actual ha supuesto 16.000 millones de euros).

Objetivo: convencer a las clases medias

Aunque la ministra de Hacienda no ha adelantado más contenidos del decreto del sábado, entre otras cosas porque el PSOE y Unidas Podemos están en plenas negociaciones. Lo que sí es evidente, es que para poder pedir el apoyo de sus socios parlamentarios y que convaliden el paquete de medidas en el Congreso, lo primero es ponerse de acuerdo intramuros de La Moncloa, y no será fácil. Y eso que el martes, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo se mostró convencida de que habrá acuerdo.

También se ha dejado ver que el Gobierno quiere atraerse a las clases medias y no solo a los colectivos más vulnerables. Y es que se juegan muchos millones de votos, y en La Moncloa han detectado que está aumentando la desafección de los ciudadanos que se mueven en unos niveles medios de renta y se consideran los grandes olvidados del drama de la inflación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad