Sablazo de Sánchez a 1 millón de autónomos: Pagarán 934 euros más al mes

El sablazo del Gobierno afectará a cerca de un millón de autónomos, un tercio de la totalidad de los trabajadores por cuenta propia de España

El Gobierno ha puesto sobre la mesa las primeras cifras de su plan para obligar a los trabajadores por cuenta propia a cotizar por los ingresos reales.

El Ministerio de Seguridad Social ha propuesto que la cuota de los autónomos comience a oscilar entre 13 tramos que irán entre los 90 y los 1.220 euros al mes.

A día de hoy, la base mínima de cotización de los autónomos es de 944 euros y la máxima es de 4.070 euros. Los que cotizan por la mínima pagan una cuota de unos 286 euros al mes al Estado, mientras que los que lo hacen por la máxima desembolsan unos 1.208 euros. Ahora, el autónomo decide la base en la que quiere tributar y el 80% de ellos elige hacerlo por la mínima. Es decir, decide pagar 286 euros.

Los políticos “por el bien” de los autónomos llevan años obligándoles a financiar cada vez más partidas para cubrir prestaciones por accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, pero la cotización por los ingresos reales va a suponer un giro de 180 grados a su figura y va a arrebatarles buena parte de su autonomía. De nuevo, también lo justifican en que lo hacen “por su bien”. Así, estarán más protegidos por el Estado y será más justo.

Con la fórmula de Escrivá, muchos autónomos pagarán una mensualidad menor, pero otros tantos verán hasta quintuplicada su cuota mensual. Para 2023, primer año de la entrada en vigor de la medida, el Gobierno ha establecido:

  • 200 euros al mes para los autónomos que tengan unos rendimientos de 3.000 euros o menos.
  • 215 euros para quienes tengan ingresos que oscilen entre 3.000 euros y 6.000 euros.
  • 230 euros para quienes tengan unos ingresos superiores a 6.000 euros, pero inferiores a 9.000 euros.
  • 245 euros para los que tengan unos ingresos de entre 9.000 y 12.600 euros.
  • 260 euros para los de 12.600 a 17.000 euros de ingresos anuales.
  • 275 euros para los de 17.000 euros a 22.000 euros.
  • 290 euros para los de 22.000 a 27.000 euros.
  • 305 euros para los de 27.000 a 32.000 euros.
  • 320 euros para los de 32.000 a 37.000 euros.
  • 340 euros para los de 37.000 a 42.000 euros.
  • 360 euros para los de 42.000 a 47.000 euros.
  • 380 euros para los de 47.000 a 48.841 euros.
  • 400 euros si se tienen unos rendimientos superiores a 48.841 euros anuales.

Hagamos cuentas. Con este primer planteamiento, vemos que los autónomos que ganen hasta 22.000 euros verán reducida su cuota. Ellos serán los grandes beneficiados de la reforma de Escrivá.

Sin embargo, a partir de esa cuantía, todos los autónomos pagarán más. Dicho de otra forma, el Gobierno pretende subirle los impuestos a todos los autónomos que ganen más de 22.000 euros en 2023 y que coticen por la base mínima. ¿Se trata de los más ricos? ¿De las clases privilegiadas con las que “hay margen” para subir la fiscalidad? Según el INE, el salario bruto medio anual en España es de 24.009 euros, por lo que ni siquiera se le podría considerar clase media a los autónomos que ganan 22.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad