¿Qué sabes de Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez?

Así es Begoña Gómez: su profesión, su vida, sus negocios y su protagonismo en la cumbre de la OTAN

Desde que Pedro Sánchez y Begoña Gómez se instalaran en La Moncloa han pasado cuatro años. Mucho se ha hablado de la mujer del presidente del Gobierno quien, a pesar de haber acompañado a su marido en diversas ocasiones, siempre ha preferido mantenerse en un discreto plano. Sin embargo, la 32ª cumbre de la OTAN, celebrada recientemente en Madrid, ha sido la ocasión elegida por la primera dama española para reaparecer por todo lo alto.

Tras años en un segundo plano, hace unos días, Begoña Gómez irrumpía en la agenda prevista para los líderes internacionales que acudían a la cumbre y sus acompañantes. Y lo hacía acaparando toda la atención.

Anuncio

Amante de la moda, la mujer del presidente del Gobierno ha aprovechado la gran cita mundial para ofrecernos algunos de sus mejores estilismos que la han convertido en el centro de las miradas.

Tras su inesperada cita con Jill Biden, la primera dama de EE.UU; su aplaudida presencia en La Granja; y su éxito como anfitriona en la cena ofrecida por Pedro Sánchez en el Museo del Prado, Begoña Gómez vuelve a convertirse en la protagonista. Te contamos todo sobre la discreta mujer de Pedro Sánc hez.

Así es Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez

María Begoña Gómez Fernández nació en 1975 en Bilbao, aunque se crío en la localidad de Valderas, al sur de la provincia de León, donde su familia se trasladó. Aficionada al deporte y a la música, la mujer de Pedro Sánchez es licenciada en Marketing en ESIC en Madrid y cuenta con un máster en Administración de Empresas.

Su labor profesional

Aunque siempre ha intentado mantenerse en un segundo plano, nunca ha pasado inadvertida, ni para la prensa ni para el ojo público. Por ello, su labor profesional ha sido analizada, e incluso cuestionada, al detalle.

Antes de convertirse en la primera dama española, desempeñó su labor como asesora para varias ONGs como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional o Anesvad. Durante años trabajó como directora de consultoría en externalización comercial del Grupo Inmark donde, en 2018 pidió una excedencia.

Begoña Gómez ha visto engordar claramente su actividad y currículum desde la llegada de su marido a la Secretaría General del PSOE y a la Presidencia del Gobierno de España. Asumió la dirección del Africa Center, la dirección de masters universitarios y dirección de una cátedra en la Complutense. Y, todo ello, pese a no contar con un sólo título universitario oficial. Lo último:  gurú de transformación social, competitividad social o, simplemente, sectores sociales. Su última línea de actividad es el «marketing humanizado».

Cuatro líneas de actividad profesional altamente representativas. Ese es el logro de la mujer del presidente Sánchez. Un logro que no había despegado hasta que su marido ha pasado a tener el mando del partido y de La Moncloa.

Su familia y su matrimonio con Pedro Sánchez

Fue la propia Begoña Gómez quien hace unos años desveló cómo conoció a su marido: “Fui con unas amigas a una fiesta y allí coincidimos con un grupo de amigos que me presentaron a Pedro”. Tal y como ambos aseguraron, lo suyo “fue un flechazo”.

Tras meses de noviazgo, el político se trasladó a casa de Begoña en el madrileño barrio de La Latina. Una vivienda que años después cambiaron por un bonito chalet en Pozuelo de Alarcón, de donde se fueron en 2018 para instalarse en La Moncloa.

Begoña y Pedro se casaron en el año 2016, en un enlace civil celebrado en el Ayuntamiento de Madrid, donde el ahora presidente fue concejal, y oficiado por Trinidad Jiménez. Un año antes había nacido su primera hija, Ainhoa, y en 2007 nació Carlota.

Su pasión por la moda

Desde hace años, la primer dama española brinda todo su apoyo a la moda española, una de sus pasiones. Y no solo a través de sus estilismos, también con su presencia en desfiles y eventos relacionados.

Aunque en los últimos años se prodiga por pocos actos públicos, la mujer del Presidente no se pierde los grandes desfiles y tiene entre sus favoritos a algunos de los grandes diseñadores de nuestro país, como Marcos Luengo, Diego Estrada, Moisés Nieto o Teresa Helbig.

La discreta vida de Begoña Gómez

Apoyo incondicional de su marido durante las campañas políticas, en 2015 pudimos verla participando junto a Pedro Sánchez en varios especiales televisivos. Sin embargo, cuando en 2018 el político asumió la presidencia del Gobierno, tras la moción de censura a Mariano Rajoy, Begoña Gómez decidió dar un paso atrás y vivir, salvo contadas ocasiones, alejada de los medios y de la vida pública.

Atrás quedaron momentos como el beso que el matrimonio se dio durante la presentación de la candidatura de Sánchez a la presidencia. Un beso de película que ocupó titulares durante semanas.

Ahora, Begoña trata de evitar la exposición mediática. Tal vez por eso, muchos fueron los sorprendidos cuando hace unos días, con motivo de la cumbre de la OTAN en Madrid, la mujer del Presidente reapareció cobrando más protagonismo del tal vez esperado.

Sus comentados estilismos en la cumbre de la OTAN

Los pasados días 29 y 30 de junio, Madrid se convirtió en capital internacional para acoger la 32ª cumbre de la OTAN. Una cita muy importante para España en la que se cuidaron todos los detalles. Con un planificado calendario de eventos, la reina Letizia ejerció de anfitriona de la llamada ‘agenda paralela’ para las parejas y acompañantes de los líderes asistentes a la cumbre y en la que, inesperadamente, Begoña Gómez cobró gran protagonismo.

Su primera aparición fue para recibir a la primera dama de Estados Unidos. Horas antes del inicio de la cumbre, la mujer del presidente del Gobierno se reunía con Jill Biden en el Palacio de la Moncloa, donde, en contraste con el look en color rojo de la mujer de Joe Biden, Begoña escogía un vestido blanco de corte midi del diseñador Moisés Nieto con el que conquistaba a los expertos en moda.

Un éxito que repetía horas después durante la cena ofrecida por los reyes Felipe y Letizia en el Palacio Real. Para esta cita, la mujer del Presidente apostaba por un vestido en color gris perla con transparencias en las mangas y el escote, firmado por el diseñador Marcos Luengo.

A la mañana siguiente, la primera dama española volvía a convertirse en el centro de las miradas con un mono rosa sin mangas creado para la ocasión por Moisés Nieto. Para rematar su estilismo, optaba por unas alpargatas con cuña, convertidas en el calzado estrella de la cumbre y que también lucieron la reina Letizia y Jill Biden.

Esa misma noche, Pedro Sánchez y su mujer se convertían en los anfitriones de una cena celebrada en el Museo del Prado, donde Begoña y su espectacular vestido asimétrico de color rojo, firmado también por Marcos Luengo, uno de sus diseñadores favoritos, acaparaban las miradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad