Oltra, fiel al lema de la izquierda «La hoz y el carguillo», no dimite

Ximo Puig se niega a destituirla para no perder los apoyos de Compromís (partido que cambió su código ético en abril sabiendo lo que venía) y Yolanda Díaz, rodeada cada vez de más imputadas, se esconde.

Monica Oltra pese a estar imputada por el TSJCV)por 3 supuestos delitos: prevaricación, abandono de menores y omisión del deber de perseguir delitos, no dimite. Y es que es fiel al nuevo lema de la extrema izquierda; sí, los de la «Hoz y el carguillo». Que lejos están todos los que iban a regenerar la política, como la propia Oltra le decía en 2009 a Camps: «El día que me vea como usted, imputado, vilipendiado, pillado en todas las mentiras posibles, y más, siendo el hazmerreír de toda España, apareciendo más en las viñetas de los humoristas que en las noticias, ese día sí que me iría a mi casa«. 

¿Por qué no dimite?

Su defensa es muy simple: se trata de una postura «ética, estética y política» y, eso sí, es víctima de una «cacería política de la extrema derecha». Es por ello, que va a seguir siendo vicepresidenta primera de Ximo Puig en el Gobierno valenciano, Consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas y Portavoz del Gobierno. Y, es que les ha costado mucho llegar hasta ahí para que una «simple» corrupción de menores por parte de su marido (colocado por ella), acosando a la víctima para evitar que hubiera una causa y en el departamento de la que era responsable, le vaya hacer perder su «parné»

Anuncio

Y ¿»Timo» Puig, qué dice?

Pues, el presidente valenciano no replica. Y ello, pese a que tanto el PP como Vox han exigido hoy la marcha fulminante de Oltra y las redes sociales arden ante la actuación del Gobierno valenciano. Pero es que Ximo Puig está entre la espada y la pared:

  • Si destituye a Oltra, Compromís le quita su apoyo y debería esta gobernando 10 meses en minoría. Para eso necesita el aval de Pedro Sánchez (otro desaparecido en combate), pero lo que es peor, los tendría como oposición con el caso Azud (presunta corrupción socialista en las elecciones autonómicas de 2007) y con la imputación de su hermano Francis Puig por supuestas subvenciones irregulares concedidas por su Gobierno. Difícil de soportar.
  • Por ello la opción que prefiere Puig es la de aguantar y, a lo mejor, con el tiempo no es descartable un virtual relevo de Mónica Oltra por su propio grupo o porque ella no soporte la presión.

De momento, Oltra ha dicho que el presidente valenciano le «ha dado dos besos» y que ningún miembro del Gobierno valenciano le ha insinuado ni sugerido que tenga que dimitir.

¿Y Yolanda Díaz, Irene Montero, Ione Belarra…?

Las grandes defensoras de las mujeres, sostén moral del feminismo y de la superior ideología de la izquierda están desaparecidas. Se hace difícil de entender que la ministra de Igualdad, Irene Montero, que sufre de una verborrea incontenible cuando habla de mujeres atacadas, en esta ocasión se mantiene sospechosamente en silencio. De ahí que hoy Hugo Pereira, en el programa ‘Buenos días Madrid‘ (Telemadrid), le preguntara a la podemita: ¿Y tu tuit contra la imputada Mónica Oltra?

Por otro lado, lo de Yolanda Díaz es de traca. Desde que decidió proponer su nuevo proyecto político «Sumar», no deja de sumar imputadas en sus filas. Todavía no se ha presentado en sociedad (recordemos 8 de julio) y ya dos de las cabezas visibles del proyecto tienen cuentas pendientes ante los tribunales: Ada Colau y Mónica Oltra. Ambas participaron en un acto, celebrado en Valencia en otoño, junto a la ministra, la líder de Más Madrid, Mónica García y la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta, Fatima Hamed Hossain. De las cinco mujeres que aparecían en la foto de ‘otras políticas’, el 40% están imputadas.

La alcaldesa de Barcelona es la que más imputaciones suma. Un total de cinco. Ha sido imputada por prevaricaciónmalversación, desobediencia, coacciones, extorsión, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas y fraude en la contratación.

Ahora Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y cara visible de Compromís, ha sido imputada por prevaricación, abandono de menores y omisión del deber de perseguir delitos.

Pero, Yolanda Díaz, lo deja todo en manos de la justicia en la que cree ciegamente (salvo cuando los casos son de los partidos a su derecha o la justicia no les da la razón)

La regeneración democrática de Compromís

El código ético, con el que esta agrupación de partidos de izquierda se comprometía en 2018 a regenerar la política, establecía: «En caso de imputación (investigación judicial), por hechos relacionados con la hacienda pública y seguridad social y delitos contra la administración pública, violencia machista, corrupción, etc. (…) se exigirá la dimisión inmediata de los cargos públicos y/o del partido». «En caso de no hacerlo (…) será el partido quien lo ejecute». Ahora, que ya han alcanzado el Gobierno y pueden verse involucrados en esa corrupción que tanto desechaban, nada queda de esa contundencia.

Por ello, la web de Compromís actualizó el código ético con fecha de 18 de abril de 2022 (ya se hablaba de la posible imputación de Oltra). El código actual, sólo siete páginas, resuelve la cuestión de forma extremadamente vaga y poco concreta: «Nuestro más estricto cumplimiento de la legalidad. Todos los miembros de coalición Compromís mantendrán un estricto respeto al ordenamiento jurídico vigente». Pero, ¿qué pasa cuando no se cumple escrupulosamente la legislación vigente? No hay respuesta.

En su lugar esgrimen que todo esta operación es un «lawfare», y no es sólo un ataque a Oltra, sino a la democracia y a la ampliación de derechos que se promueve desde el Pacto del Botánico». «Todo nuestro apoyo a Oltra. Sabemos que nuestra labor para transformar la sociedad desde las instituciones molesta a cierta gente. Pero no vamos a permitir que la extrema derecha marque la acción política de Compromís»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad