Nuevo fracaso de Sánchez tras topar el gas y tener la luz más cara de Europa

Luz y gasolinas, medidas estrella del Gobierno, fracasan y ponen en riesgo la recuperación

MADRID, 15/06/2022.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera (i), asiste este miércoles al acto de constitución del Grupo de Trabajo «Infraestructuras de Recarga del Vehículo Eléctrico» en el marco de la Feria GENERA 2022. EFE/Javier Lizón

Las medidas estrella del Gobierno de Pedro Sánchez para controlar la inflación han fracasado. El aumento de los precios de la gasolina pese al descuento de 20 céntimos y el alza de la electricidad aunque ya se ha activado el mecanismo del tope del gas no parece que puedan evitar el incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC) en los próximos meses.

El Gobierno tenía previsto que la rebaja de la luz y la ayuda para las gasolinas redujeran la inflación en más de un punto. Pero es que los primeros pasos de ambas medidas han resultado un fiasco y su impacto en el IPC será mínimo.

Anuncio

Subiendo y subiendo

Los consumidores acogidos a la tarifa regulada deberán pagar este jueves un precio medio de 259,01 euros/MWh por la electricidad. La segunda subasta con el gas topado vuelve a disparar los precios, más -incluso- que en la jornada de ayer, cuando el precio final se elevó hasta los 225 euros, un 5 % más que antes de la entrada en vigor de la ‘excepción ibérica’. Este jueves se pagará la luz un 13 % más cara que ayer.

La subasta celebrada este miércoles fijó un precio medio de 170,81 euros/MWh. Una cantidad a la que hay que sumar otros 88,2 euros, en concepto de compensación a las empresas de ciclo combinado que utilizan el gas para la generación de electricidad. El Gobierno, como siempre, busca escusas y ahora culpa a la ola de calor que azota a España y a la caída de la producción eólica, para justificar este incremento de los precios.

El precio registrado arrastra el repunte del 10 % que sufre hoy el gas ibérico (Mibgas), que cotiza en los 89,50 euros/MWh. Todo ello -sumado a un incremento de la demanda- ha hecho repuntar la subvención que los consumidores españoles deberán afrontar en sus recibos.

Casi 60 euros más caro que Alemania

De esta manera, España vuelve a marcar un precio superior al de otros países europeos donde no se ha aplicado el tope al gas. Los clientes alemanes pagarán 201,97 euros/MWh, los británicos, cerca de 211 euros. Las cifras son muy inferiores a los 259,01 euros que deberán abonar los españoles.

Los datos sigues desmontando las previsiones del Gobierno, que fio la rebaja del recibo al éxito de la ‘excepción ibérica’. El Ejecutivo calculó un recorte del 15,3% en la factura del consumidor doméstico acogido al PVPC durante los doce meses en los que la medida estará en vigor.

Comparando el precio alcanzado para este jueves, con el registrado hace justo un año, la subida es notable. El 16 de junio del 2021 se pagaron 94,63 euros/MW., un 80,5 % menos de lo que se pagará mañana.

Los precios del ‘pool‘ repercuten directamente en la tarifa regulada (PVPC), a la que están acogidos casi 11 millones de hogares en el país, y que sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre.

Además el precio alcanzado en la subasta diaria cuenta con una influencia directa en la tasa del IPC que mensualmente publica el INE. Las últimas dos subastas tumban los pronósticos de Moncloa, que pretendía que el mecanismo recortara un punto la inflación española.

El Gobierno vende humo

Mientras el Gobierno sigue en sus trece. Pese al aviso del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, del reducido efecto del tope al gas y el descuento de la gasolina para controlar la inflación -la medida rebajará el IPC este año en 0,5 puntos y 0,3 puntos, respectivamente-, el Ejecutivo mantiene que sí que reducirá la inflación hasta más de un punto.

El efecto inmediato es que la recuperación está amenazada. El alza de la inflación retiene el consumo de las familias, una de las claves del crecimiento del PIB español, basado en el turismo y los servicios.

Bajada urgente de impuestos

Ante esta situación, Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE) avisa de que «la única fórmula para disminuir la inflación, que en el mes de mayo se ha situado en el 8,7%, es la aplicación de una bajada de la tributación directa, como el IVA, e indirecta, como los impuestos especiales sobre los hidrocarburos, ya que se reducirían los precios de una forma más eficaz que apostando por la vida de la subvención o de las ayudas». Una propuesta que coincide con la que han realizado el Partido Popular al presidente del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad