Nueva víctima del estrangulador de mujeres de Elche que aterroriza a la policía

¿Casualidad o cinco fatales coincidencias? Son pocos los investigadores de homicidios que creen en las casualidades

Entre noviembre de 2020 y abril de 2021 se han encontrado los cuerpos de cuatro mujeres sin vida junto a una acequia, estranguladas en las tres provincias de la Comunidad valenciana en un radio de 320 kilómetros y abandonadas en acequias y zonas rurales, todas en localidades conectadas a través de la vía AP 7 que recorre todo el Levante español.

Este lunes el hallazgo del quinto cuerpo de una mujer asesinada y arrojada dentro de una acequia en Cantillana, un municipio sevillano cercano a Carmona, ha despertado de nuevo la alarma de redes sociales y grupos de Telegram y el fantasma dormido del Estrangulador de las acequias. Sólo uno de los casos fue resuelto con un detenido que espera a que se cierre la instrucción y se celebre juicio.

Anuncio

La existencia de un asesino en serie, un serial killer en su definición anglosajona, ya fue desmentida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado públicamente, aunque en privado no son pocos los que muestran su preocupación y extrañeza e incluso la Policía Nacional de Valencia reclamó la ayuda de sus compañeros del Grupo de Homicidios de la Comisaría Central de Policía Nacional de Madrid. Todos los asesinatos están siendo investigados por juzgados diferentes en causas separadas.

La primera de las víctimas fue Alicia Valera, de 45 años y funcionaria de Justicia, asesinada el 6 noviembre de 2020. Su cuerpo se encontró apenas a 200 metros de su casa, la pedanía de La Hoya, perteneciente a Elche (Alicante).

La segunda víctima del Estrangulador de las acequias no tenía nada en común con la primera. Fue Florina Gogos, de 19 años, asesinada el 8 de enero de 2021, en Silla, una localidad valenciana a 160 kilómetros de Elche. La víctima ejercía la prostitución desde los 17 años. 

La tercera víctima, Olga Pardo de 43 años, trabajadora eventual de la limpieza, que salió a pasear el 3 de abril desde su casa en el barrio valenciano de La Torre y tomó un autobús hasta La Malvarrosa.

El único caso en el que se detuvo a un sospechoso fue tras el asesinato de Johana Andrea Aguilar, de 41 años, cuyo cadáver fue localizado en abril de este mismo año en Burriana (Alicante), también junto a una acequia.

De momento las redes arden con este quinto asesinato y es inevitable recordar el caso de Joaquín Ferrándiz Ventura, el asesino en serie de mujeres en Castellón que entre julio de 1995 y septiembre de 1996 violó y asesinó a cinco mujeres en esa provincia levantina, entre ellas a tres prostitutas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad