Nadal, leyenda viva, arrasa en París

Rafael Nadal se proclamó vencedor de Roland Garros 2022 tras vencer en la final al noruego Casper Ruud (6-3, 6-3, 6-0)

Apenas dos horas después del inicio de la gran final, Rafael Nadal sale triunfador de una guerra de dos semanas donde ha ido deshaciéndose de rivales majestuosos por el camino. El emperador de Roland Garros volvió a subir al trono en su casa. 

Nadal se ha proclamado, por decimocuarta vez, campeón de Roland Garros tras arrollar a Casper Ruud (6-3, 6-3, 6-0). Ha sido una final dominada de principio a fin por un deportista de leyenda que sigue dando lecciones en el tiempo. A sus 36 años, recién cumplidos ayer y más de tres lustros después de su primera vez, Rafa vuelve a demostrar que es uno de los mejores deportistas de la historia. Ha quedado demostrado que en el tenis en tierra batida ha llegado a metas que difícilmente volveremos a ver.

Anuncio

Y van 22 Grand Slam

Rafa con su triunfo en París ha conseguido, además, su 22º Grand Slam dejando a dos títulos tanto a Djokovic como a Federer. Es esa otra lucha por ocupar el trono en el Olimpo del tenis, en la que el jugador español, el más grande deportista de nuestra historia, se está desmarcando como vencedor a medida que se acerca el final.

El partido

No era un día de junio cualquiera en París y es que Rafael Nadal, se encontraba un año más en disposición de conquistar Roland Garros. Las dudas tras un año ausencia en el torneo, el enfrentamiento ante Casper Ruud, alumno de su academia pero, sobre todo, los miedos sobre su estado físico, con temor de una retirada próxima, hacían de la cita algo especial.

Pero Nadal pasó por encima de un rival al que fallaron los nervios, ya que talento tiene de sobra para volver a estas instancias en el futuro. Ruud se vio sobrepasado, sobre todo, por la figura casi divina de un tenista que lleva tiranizando el juego en arcilla durante toda su carrera.

El Rafa más sobrio, tras unos inicios dubitativos para ambos, se llevó el primero. El Nadal seguro y solvente apareció en escena y sin asumir demasiados riesgos fue sumando servicio a servicio hasta cerrar la manga con un sólido 6-3. A dos sets del 22.

El segundo comenzó mal, pero de nuevo, amagando con la épica, pasó del 1-3 al 6-3 por obra y gracia del genio de Manacor. Tras ese bache inicial, Rafa había vuelto a subirse en la moto que debía conducirle al título en París. Su capacidad de templar los nervios y gestionar las adversidades había marcado la diferencia, una vez más, mientras sus cualidades tenísticas reseteaban hasta volver a engrasarse. Ahora, con todo ello de vuelta, sólo quedaba cerrar el partido para reescribir la historia por decimocuarta vez.

Ya en el tercero y ya con el «¡que viva España!» sonando en la Chatrier, Nadal pasó el rodillo y con un rosco cerró su enésima conquista en Roland Garros. Acababa de salir el sol en la Chatrier y con él, salió también un nivel que no habíamos visto en Rafael en todo el partido. Habíamos visto el nivel de contención de Nadal, el de sobriedad, el de contención y el de reacción. La paleta estaba prácticamente completada, pero quedaba la exhibición, el rodillo al que habitúa el mejor jugador de todos los tiempos en una superficie que le alza más si cabe a nivel histórico. Sucedió en el tercer set, con un 3-0 de inicio en el que Ruud se soltó por fin pero chocó con el drive de Rafa en su cenit, suficiente para explicar lo vivido en la Chatrier.

En 2022, ya con 36 años, prácticamente cojo de un pie y con las lesiones interrumpiendo más que nunca, volvió a arrasar en una final y sumar su decimocuarto título en París, su segundo grande de la temporada y el 22º de su carrera. La leyenda continúa.

Palabras de agradecimiento

Rafa Nadal habló en la tierra de la Philippe-Chatrier minutos después de alzar al cielo de París un nuevo título de Roland Garros. Lo primero que hizo el balear fue felicitar a su rival por al final. «Casper, quiero felicitarte por tu gran carrera y quiero felicitar a tu equipo y tu familia». Después, quiso dar las gracias a su equipo y su familia. “Es increíble todo lo que me ha pasado este año… Me hubiera retirado hace mucho si no llega a ser por vosotros”. También quiso corresponder el esfuerzo de todos los que trabajan en París: «Gracias a todos los que trabajan para hacer de Roland Garros el mejor torneo del mundo».

Finalizó explicando que «Es muy difícil para mí describir mis sensaciones en estos momentos. Es fantástico sentirse de nuevo competitivo», aseguró. Y para finalizar, en francés explicó que «no sé lo que pasará en el futuro, pero lo  seguiré intentando». “Nunca imaginé volver aquí y poder ser competitivo una vez más. Significa muchísimo para mí”.

Las felicitaciones han comenzado a lloverle desde todos los ámbitos y es que Nadal ha vuelto a hacer historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad