Marlaska premia a los presos de ETA por «jugar a las palas» o «ir al gimnasio»

El ministerio de lnterior, Fernando Grande-Marlaska sigue mostrándose del lado de los asesinos de ETA

Muchos son los asesinos que representaron a la banda terrorista ETA y que ahora cumplen condena en las cárceles españolas.

Lierni Armendaritz, el asesino de Ernest Lluch, José Antonio Borde Gaztelumendi, condenado por tres crímenes, pero considerado autor de un total de 20 asesinatos o Ángel María Tellería, el autor material del primer asesinato de una mujer policía en España, son sólo algunos de los 28 miembros de ETA que cumplen condena a sólo 170 kilómetros del País Vasco.

Anuncio

En cárceles como la de Santoña, en Cantabria, se acumulan condenas por atentados terroristas que suman decenas de cientos de años de pena. Aún así Interior ha decidido que varios de estos presos de ETA sean premiados en la festividad de la Merced por su comportamiento y actividades en prisión relacionadas con el deporte y la cultura.

Los acuerdos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el PNV y EH-Bildu dieron fruto a una política de acercamientos de terroristas del País Vasco que ha sido concienzudamente ejecutada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La Audiencia Nacional ha ido autorizando traslados de terroristas condenados desde que asumió las responsabilidades de su cartera hasta que sólo hace unas semanas consiguió hacer realidad las condiciones impuestas por los socios del Gobierno de Sánchez: ya no quedan terroristas en cárceles al sur de Madrid, o lo que es lo mismo, todos los etarras condenados están a menos de cuatro horas en coche desde sus cárceles hasta el País Vasco.

Marlaska no entiende ni de dictámenes de las Juntas de Tratamiento Penitenciario, varios traslados se han llevado a cabo contra su criterio, ni de sensibilidades geográficas.

En El Dueso, demostró esto último autorizando el traslado hasta sus instalaciones a dos terroristas en concreto. Se trata de un pareja de etarras, Iñigo Zapirain Romano y Beatriz Echavarría Caballero, ambos condenados por asesinar al brigada del Ejército de Tierra, Luis Conde de la Cruz, de 46 años. El militar pereció en el atentado contra el Patronato Militar Virgen del Puerto, en Santoña. Lo más llamativo es que los dos terroristas cumplen una condena de 485 años de cárcel cada uno por colocar en 2008 una bomba con 100 kilos de explosivos. ¿La causa del traslado? Reagrupación familiar. Ambos terroristas tienen una hija de 3 años a la que con este traslado les podrá ser más fácil ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad