Margarita Robles defiende el CNI y señala a Bolaños como responsable

PP, Cs y Vox protegen a la ministra de Defensa y evitan hablar de Pegasus, mientras Podemos y ERC pide la dimisión de Margarita Robles

Margarita Robles, Ministra de Defensa, compareció en la Cámara Baja por el presunto espionaje a líderes independentistas. A ello se suma el anuncio del ataque a los móviles de Pedro Sánchez y de la propia Margarita Robles.

La ministra solicitó la comparecencia para informar a la Cámara Baja sobre la aprobación de la Brújula Estratégica de la Unión Europea y sus efectos sobre la proyección de las Fuerzas Armadas. Por eso desde su primera intervención se ha centrado en ese tema. Sólo, al término de su discurso, ha proclamado su total apoyo al CNI frente a la presión del independentismo y de los podemitas del Gobierno. 

Anuncio

Del lado del CNI

«No hay nada que ocultar», ha anunciado. «Me siento particularmente orgullosa de los 3.000 hombres y mujeres del CNI (…) que han antepuesto su labor a sus propias vidas para defender nuestro país, nuestras libertades y nuestra seguridad». Ha defendido que «las instituciones son la fuerza del Estado y la fuerza de la democracia». «Frente a la banalidad, solo hay un principio básico: democracia y más democracia», concluía la ministra.

Desde su llegada al Congreso, y con el deseo de defender a la directora del CNI cuya continuidad está en duda, Margarita ha demandado a dedicar «un minuto» a analizar de quién dependía la seguridad de los teléfonos móviles de los miembros del Gobierno. Se trata de una clara sugerencia de que no era una responsabilidad de la ‘jefa’ de los espías. Muy al contrario, era Félix Bolaños el responsable de la seguridad cuando fueron atacados en mayo y junio de 2021, y a ello ha aludido la titular de Defensa. «Todo está en las normas, todo está en la ley«, apuntaba. Según el organigrama del Ejecutivo, el blindaje del secreto de las comunicaciones es una competencia de la Secretaría de Presidencia, un puesto que, en el momento del ‘hackeo’, ocupaba el actual ministro de Presidencia, y que ahora desempeña Francisco Martín Aguirre.

Apoyo de lo populares

Para independentistas y podemitas la comparecencia de este miércoles era una oportunidad para pedir la cabeza de Margarita Robles. Algo que llevan demandando desde hace meses. Sin embargo, el presidente de la comisión, José Antonio Bermúdez de Castro (PP), ha parado los pies en varias ocasiones a los diferentes portavoces independentistas. Así lo ha hecho con Mireia Vehí de la CUP o el de Bildu, Jon Iñarritu.

El diputado del PP ha delimitado el objeto de la comparecencia al orden del día remitido inicialmente, instando a que las preguntas sobre el presunto espionaje se redirigieran a la comisión de secretos. Esta se celebrará este jueves con la comparecencia de la directora del CNI, Paz Esteban, a puerta cerrada. Es la segunda vez en pocos días en la que los populares echan una mano al PSOE. Recordemos que este martes votaron en contra de la constitución de una comisión de investigación en la Cámara Baja para aclarar los presuntos ataques a diferentes terminales.

Tono suave de la derecha

El tono utilizado por los grupos situados a la derecha del PSOE ha sido especialmente suave e, incluso, cordial con la titular de Defensa. Así, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha defendido la «sensatez» de Margarita Robles frente al asedio independentista, y ha solicitado que «no permita» que la directora del CNI sea la cabeza de turco del escándalo. «Le deseo lo mejor y que siga defendiendo a los empleados públicos», zanjaba. El portavoz de Vox, Agustín Rosety, tampoco ha hecho alusión al caso Pegasus ciñéndose al «orden del día», en materia de defensa europea, aunque sí ha señalado la «debilidad» del Gobierno por sus cesiones al independentismo.

Por su parte, el PP se ha centrado en defender su «sentido de Estado» volviendo a tender la mano al Gobierno. El portavoz popular, Carlos Rojas, ha instado a «cesar» a los que ponen dudan de las instituciones del Estado (como los ministros de Unidas Podemos). Ha solicitado a Robles hacer frente a la presión del independentismo, tanto contra ella como contra el CNI. «Le cuesta a usted más trabajo defender a los miles de profesionales del CNI en el Consejo de Ministros que en esta comisión, y eso es inaudito», cargaba el diputado del PP.

Los anticonstitucionales exigen la dimisión de Robles

El independentismo ha tratado de arrinconar a Margarita Robles y pedir la misma «contundencia» con las presuntas escuchas al soberanismo catalán que con el espionaje a los terminales del Ejecutivo. La más dura ha sido la portavoz de ERC, Montserrat Bassa, pidiendo públicamente la salida de Margarita Robles. Incluso poniendo de nuevo precio al respaldo de ERC al PSOE en la Cámara Baja. «En una democracia plena, usted debería dimitir o ser cesada por legitimar el espionaje, por culpabilizar a las víctimas del espionaje», manifestaba.

Al ataque se ha unido el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que olvidándose del orden del día se ha centrado en la «insostenible» situación del Ejecutivo por el espionaje de Pegasus. «Es inevitable que se asuman responsabilidades políticas al máximo nivel», sostenía. «Señora Robles, sabe lo que tiene que hacer. Tanto por su dignidad como la dignidad del Gobierno», exigiéndole su dimisión.

Por su parte Joseba Aguirretxea, PNV, señalaba que «No se puede tapar lo que ya huele muy mal«. «Esto es un desastre que ha de ser solucionado, analizado, aclarado y respondido políticamente como corresponde», despachaba. Bildu, por su parte, ha vuelto a sacar a colación la «doble vara de medir» del Ejecutivo respecto al caso Pegasus. «¿Están dispuestos a investigar todos los casos?», cuestionaba Iñarritu.

La ministra exige «responsabilidad» a Unidas Podemos

La ministra de Defensa , tras un lapsus al confundir a los votantes de Podemos con los de Vox, ha pedido «responsabilidad» a Pablo Echenique. Le ha recordado que Unidas Podemos es parte del Ejecutivo y tiene acceso a información reservada del Centro Nacional de Inteligencia.

Ha pedido «dejar de sembrar dudas sobre todos», desde el CNI -«que no puede defenderse»- a los jueces, y le recuerda que las explicaciones sobre las escuchas se darán en la comisión de secretos que se celebra este jueves. «A mí me gustaría poder decirles todo, pero a estas alturas de la vida no quiero cometer delito», aseveraba, al tiempo que solicitaba «no imputar al CNI ni a nadie sin un mínimo de actividad probatoria».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad