Los teléfonos de Sánchez y Robles han sido espiados. ¿Casualidad o negligencia?

Feijóo apoya al Gobierno pero cuestiona la casualidad de conocerlo en pleno debate sobre su estabilidad

Hoy nos ha sorprendido el Gobierno con una rueda de prensa de urgencia en la Moncloa. La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, han asegurado en su comparecencia especial que ha habido espionaje al Gobierno. En concreto, los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, han sido infectados por el virus Pegasus.

Estos hechos surgen en plena vorágine sobre el caso de espionaje a políticos catalanes, supuestamente llevado a cabo con el mismo software. Bolaños ha concretado que en el móvil de Sánchez «se han producido dos intrusiones en mayo de 2021» y en el de Robles, «una intervención en junio de 2021». Se indica que «no hay pruebas de que se haya producido ninguna intrusión posterior». No obstante, y como medida de seguridad, al presidente del Gobierno se le retiró hace días su teléfono. Las fechas referidas fueron de gran convulsión política en España, por la crisis con Marruecos y por el debate sobre los indultos a los separatistas catalanes.

Anuncio

El programa informático pirata obtuvo 2,6 gigas en la primera intrusión en el teléfono de Sánchez y 130 megabites en la segunda. Del teléfono de Margarita Robles se extrajeron sólo 9 megas. En ambos casos se trataría de sus teléfonos móviles institucionales, no los de uso privado. El Gobierno descarta fuego amigo: la interferencia es ajena a actores estatales, por lo tanto no sería obra del CNI-

Práctica extendida

El ministro de Presidencia ha indicado que se trata de hechos de «enorme gravedad, fuera de la ley» puesto que «son prácticas ilícitas y externas». Ha manifestado que conocen que «el software Pegasus ha sido utilizado de modo ilícito en al menos 20 países».

Además, ha añadido que se trata de «hechos contrastados y fehacientes que proceden de informes del Centro Criptológico Nacional». El Gobierno ya ha puesto a disposición judicial la información de la que dispone para que se investigue este fenómeno de espionaje y «se conozca toda la verdad». La denuncia de la Abogacía del Estado ya ha llegado a la Audiencia Nacional, que la enviará a reparto al tratarse de unos hechos de 2021.

Feijóo apoya pero cuestiona

El presidente del PPAlberto Núñez Feijóo, ha señalado que el hecho de que se conozca ahora es una «casualidad política no menor» . Se plantea que se haya producido en «pleno debate» sobre el presunto espionaje a dirigentes independentistas y de «la estabilidad» del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

Feijóo ha señalado que llevan 15 días «hablando de espionaje» y que les ha «sorprendido» que el Gobierno «hoy» interrumpiera su agenda con la comparecencia en el Palacio de la Moncloa. Reconoce que «es la primera explicación que el Gobierno nos da después de que se esté debatiendo y comentando este asunto».

Asegura que el Gobierno debe saber que cuenta con el apoyo «inequívoco» del PP para «preservar la seguridad del Estado y las instituciones que componen el Estado». Feijóo ha indicado que hay que extremar «la seguridad de las instituciones del Estado». Les «sorprende negativamente» que «hoy» se enteren de que en 2021 fue espiado el móvil del presidente del Gobierno y su ministra de Defensa.

«Probablemente sea una casualidad, pero en pleno debate con los independentistas y de la estabilidad del Gobierno, que nos enteremos que la ministra de Defensa y el presidente ha sido objeto de este presunto espionaje no deja de ser una casualidad política no menor», ha proclamado el jefe de la oposición.

Para Podemos: «Es intolerable»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha indicado que una democracia «no puede tolerar» el espionaje a representantes públicos. «Una democracia no puede tolerar el espionaje a representantes públicos, menos aún al Gobierno y a su Presidente. Es un ataque a la seguridad del Estado. Los responsables políticos no pueden quedar impunes. Y hay que garantizar que no vuelve a pasar para proteger la democracia», ha señalado en su cuenta de Twitter.

El separatismo catalán

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se ha solidarizado este lunes con Sánchez y Robles pero les ha reprochado «no haber hecho nada hasta el estallido del catalangate». «La violación de la intimidad de Sánchez y Robles es un crimen gravísimo que amenaza la democracia. Mi solidaridad hacia ellos, como víctimas, y mi máxima exigencia hacia ellos, como responsables de no haber hecho nada hasta el estallido del Catalan Gate», ha expresado.

También se ha referido a ello en un mensaje en Twitter el secretario general de Junts. Jordi Sànchez, asegura que el hecho de que el teléfono de Sánchez haya sido espiado «no resta ningún motivo para seguir pensando que las cloacas del estado español están detrás del Catalangate».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad