Los socios de Sánchez culpan de la guerra a la OTAN

Defienden el derecho a decidir de Cataluña pero niegan la libertad de elegir aliados de Ucrania

Ya hace unas semanas, Pablo Iglesias, ex líder de Podemos y ex vicepresidente del Gobierno, salió en defensa de Putin. En un artículo, justificaba su actitud bélica y afirmó que Rusia únicamente «defiende su seguridad y sus áreas de influencia como todos». Y además, concluyó: «Defender la paz supone asumir que es lógico que Rusia no quiera bases estadounidenses cerca de sus fronteras». Confirmando la estrategia establecida desde el Kremlim.

Hoy la guerra rusa contra Ucrania es, desgraciadamente, un hecho. Y pese a la unidad que Sánchez pretende mostrar, lo cierto es que la coalición está dividida. Por un lado el compromiso del PSOE, explícito en la ministra de Defensa, Margarita Robles, con la OTAN: Enfrente la culpa que los ministros de Unidas Podemos atribuyen a Occidente en el conflicto. Prueba evidente de ello es el comunicado que Izquierda Unida ha difundido para fijar posición sobre la guerra desencadenada por Moscú. Los comunistas rechazan «el uso de la fuerza militar rusa contra un estado soberano, al igual que previamente rechazamos el despliegue de fuerzas de la OTAN en los países fronterizos con Rusia». Un ejercicio de equidistancia que juega a favor de la estrategia expansionista de Vladimir Putin.

Anuncio

Así, los socios de Sánchez equiparan a Rusia con la OTAN, obviando que la Alianza Atlántica sólo tiene fuerzas militares en los países que lo desean en el ejercicio de su soberanía nacional. Y piden al Gobierno de España, del que forman parte, que no contribuya «directa ni indirectamente a alimentar este conflicto». Se les olvida que esta catástrofe surge de la negación de Putin a que las naciones vecinas de Rusia prefieran a la Unión Europea y EEUU como aliados para su progreso económico, su seguridad y defensa.

La culpa es de la OTAN

Pero los comunistas, escocidos porque la OTAN ha frenado al comunismo soviético, van más lejos aún en su comunicado. «Una nueva guerra en el continente europeo demuestra que la OTAN es un factor de desestabilización, y por ello es más urgente que nunca su disolución», afirman.

Y añaden los compañeros de la vicepresidenta segunda y del ministro de Consumo ante la agresión rusa: «Sería un error entrar en una nueva espiral de sanciones y medidas coercitivas».

Para terminar, la posición oficial de IU concluye con una incoherencia sorprendente. Han sido defensores a ultranza del ‘derecho a decidir’ de Cataluña, pero los comunistas españoles le niegan a Ucrania que pueda elegir a sus aliados. «La solución a este conflicto pasa necesariamente por una Ucrania neutral en una región desmilitarizada», zanjan, decretando así para el país europeo una subordinación.

El comunicado difundido por la formación que lidera el ministro de Consumo ha sido compartido en las redes sociales por el propio Garzón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad