Kiko Rivera amenaza con tomar “medidas” contra Isabel Pantoja

El hijo de la tonadillera más famosa de España vuelve al ‘Deluxe’ para desvelar nuevos asuntos oscuros de su madre. Una vez más, deja en muy mal lugar a Isabel Pantoja.

“Es mi madre, pero por dentro estoy destrozado”. Así comenzaba Kiko Rivera su intervención en el ‘Dexule’ de este domingo. El hijo de Isabel Pantoja reaparecía para desvelar nuevos detalles de la vida de la cantante. Visiblemente dolido, Kiko explicaba cómo se sintió durante la llamada de su madre en su entrevista del pasado mes de octubre: “Me sentó como una patada en el culo. La necesitaba a mi lado”.

“No quiero que se solucione el problema con mi madre. Quiero que me lo explique todo”, contaba Kiko Rivera a Jorge Javier Vázquez. El también cantante carga, una vez más, contra su madre después de haberse enterado de nuevas informaciones: “No me arrepiento de nada de lo que he dicho”.

Kiko Rivera reiteraba que no pretende demandar a su madre porque no quiere que vuelva a pisar la cárcel. “Aunque mi madre haya hecho las cosas muy mal, y esté jodido, no deja de ser mi madre”, asegura. A sus 36 años de edad, el hijo del fallecido Francisco Rivera se ha quitado la venda por la que defendía a capa y espada a Isabel Pantoja: “Yo estaba cegado con mi madre. Yo estaba enamorado de la figura materna”.

El artista andaluz pisaba una vez más el plató del ‘Deluxe’ con la intención de no callarse nada sobre las malas acciones de Isabel Pantoja. Y no tardaba en contar algunos asuntos oscuros de su madre: “He visto a fanáticas de mi madre en Cantora y las ponía a trabajar, a limpiar… Yo no lo entendía”. Incluso Kiko aseguraba que “en más de una ocasión” ha tenido que pedir disculpas a algunas personas por el trato recibido de Isabel Pantoja.

Y por si fuera poco, Kiko da un ultimatum a su madre: “Le doy 24 horas para que se ponga en contacto conmigo. Y si no es así, voy a tomar medidas para pedirle cuentas sobre todo lo que haya podido hacer con ese poder en mi nombre”. Kiko ya ha eliminado el poder que tenía su madre. Por ello, advierte: “Tendrán que rendir cuentas mi madre y mi tío Agustín. Si han pedido un crédito de un millón trescientos mil euros, tendrán que decirme dónde está el dinero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad