Impuestos en 2022: preparados para «rascarse el bolsillo»

El Gobierno espera una recaudación récord en 2022 alcanzando los 232.352 millones

Habrá subida o creación de nuevos impuestos, como el impuesto de matriculación, subidas para los autónomos o un tipo mínimo del Impuesto de Sociedades.

De todos es sabido que una de las bases del gobierno de coalición, PSOE – Podemos es recaudar más para poder gastar más. Lo hemos visto en 2021, con la subida de tipos en el IRPF a rentas altas, aumento del IVA para las bebidas azucaradas, el Impuesto sobre Primas de Seguro y la limitación de la exención de rentas del exterior en el Impuesto sobre Sociedades o con los nuevos impuestos: sobre Transacciones Financieras, el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (las tasas Tobin y Google) y las primas de los seguros, entre otros.

Pues bien, en este 2022 entra en vigor otra batería de nuevas tasas que van a provocar que ciudadanos, empresas y autónomos contribuyan más al fisco y tengan menos dinero en sus bolsillos. El Ministerio de Hacienda prevé que los ingresos tributarios crezcan un 8,1% el año que viene, alcanzando los 232.352 millones de euros. Este dinero servirá para reducir el déficit estructural y financiar el gasto previsto en 2022.

Anuncio

El Gobierno avanzó que habrá 5 modificaciones de impuestos ya existentes, la revisión de los impuestos a la matriculación y la utilización de vehículos y la creación de «nuevas figuras tributarias entre las que cabe destacar la imposición verde y digital, y otros modos de imposición como impuestos sobre las transacciones financieras o reglas de imposición mínima».

Impuesto de Matriculación: desde el 1 de enero

Penalizará los modelos de vehículo más contaminantes, con un gravamen del 40% en base a las emisiones que homologa cada modelo. En dinero contante y sonante, esto supondrá un encarecimiento de 12 euros de media en la letra mensual del coche, según datos de Sumauto. Las patronales del automóvil advierten que será una rémora para el sector que ya lleva sufriendo caídas en ventas y matriculaciones.

Impuesto de sociedades

Desde el 1 de enero las empresas pagarán más. Según se refleja en los Presupuestos Generales del Estado, sufrirán una subida en el tipo mínimo de un 15% sobre la base imponible, mientras que el tipo nominal es del 25% desde 2016 (30% para banca y petroleras). Ninguna de las grandes empresas podrá tributar de manera efectiva por debajo de ese 15%

Subida de las cotizaciones de autónomos

La cuota de autónomos para 2022 subirá entre 96 y 225 euros anuales. Esto se traducirá en que los profesionales que cotizan por la base mínima tendrán una subida en sus cuotas de hasta un 30’6% que les obligará a pagar un mínimo de 8 euros más al mes, y afectará a más de 3 millones de personas. 

Planes de pensiones

Los ahorradores también van a sufrir. Otra vez. En 2021 el Gobierno ya rebajó de 8.000 a 2.000 euros la cantidad aportada a los planes de pensiones que los inversores se podían desgravar. Ahora, en 2022, vuelve a bajar y se situará en 1.500 euros. Todo lo que se aporte a un plan de pensiones que sobrepase esa cantidad, no será objeto de desgravación ante Hacienda. Al mismo tiempo se sube a 8.500 euros la aportación deducible para los planes de Empleo o de empresa.

Las sicavs también sufren y se endurece su tratamiento fiscal al pasar del 1% al 25% el Impuesto de Sociedades si no se cumplen una serie de requisitos, entre ellos, acreditar que cuentan al menos con 100 socios cuyo valor liquidativo en el momento de adquisición sea igual o superior a 2.500 euros.

Cotizaciones 

Tanto las bases máximas de cotización como las mínimas ascenderán un 1,7%. En el caso de los autónomos, sufrirán una subida en las cuotas a la Seguridad Social debido al aumento del tipo de cotización de hasta el 30,6% y de un incremento de la base de cotización mínima hasta los 960,6 euros.

Impuestos especiales: subida del 5,5% al tabaco

También habrá aumento de los impuestos especiales, concretamente al tabaco, que subirá un 5,5%. Esto, según avanzan los fabricantes, se traducirá en una subida del precio del tabaco. De hecho, un tercio de todo lo recaudado por los impuestos especiales vendrá del impuesto al tabaco. En total, unos 6.880 millones de euros en 2022. 

Recorte de bonificaciones para empresas que alquilan viviendas

Igual que con los planes de pensiones, hay otras bonificaciones fiscales que el Gobierno también recorta en los presupuestos de 2022. Concretamente, la bonificación que las empresas dedicadas al alquiler de vivienda podían aplicarse en el Impuesto sobre Sociedades.

Hasta ahora, aquellas empresas de alquiler de viviendas podían beneficiarse de una bonificación del 85% en el Impuesto de Sociedades para promover la oferta de vivienda. En 2022, esa bonificación pasará a ser del 40%.

La reforma fiscal que prepara el Gobierno

No es una subida en 2022, pero casi. El Gobierno está preparando una ambiciosa reforma fiscal que podría aprobar entre 2022 y 2023, y que incluiría subidas a grandes rentas en el IRPF o al diésel, el pago por uso de carreteras, nueva fiscalidad verde y bajadas fiscales para pymes o en el IVA a productos de higiene femenina.

El Gobierno encargó a un comité de 17 expertos la elaboración de la reforma fiscal, y las conclusiones del comité se conocerán como tarde el 28 de febrero. A partir de ahí, será el Ejecutivo quien decida los cambios.

Sólo una cosa hay segura: todos pagaremos más impuestos así que preparados todos para «rascarnos los bolsillos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad