Frenar el precio del gas nos costará 11.200 millones a los consumidores

El Banco Santander asegura que esa será la cantidad que recibirán las gasistas por comprar el gas a un precio superior al de su venta.

Según el Banco Santander, el topar el precio del gas para bajar el precio de la electricidad lo acabarán pagando los consumidores. Así lo asegura en un informe que analiza el anuncio del Gobierno de limitar el precio a 30 euros por megawatio hora (MWh). En él, el coste de topar el precio del gas ascenderá a 11.200 millones de euros. Esos son los fondos que recibirán las gasistas par compensar la compra del gas a un precio superior al de su venta.

Señala que «teniendo en cuenta que estimamos que la electricidad producida con fuentes de gas (Centrales de Ciclo Combinado y de Cogeneración) podría representar 70 TWh por año y teniendo en cuenta que para producir alrededor de 70 TWh de electricidad hacen falta 127 TWh de gas (suponiendo un factor de eficiencia del 55%), entonces el coste anual de subvencionar un límite de gas de 30 euros por MWh ascendería a 11.200 millones de euros».

Anuncio

Reconoce que «la cifra final podría verse compensada por un ahorro en primas renovables -que el Ministerio estima en unos 1.800 millones de euros- creemos que el coste de una un tope máximo de 30 euros por MWh estaría por encima de los 6.000 millones». Asegura además, que aunque la medida inicial es solo para tres meses, «las medidas temporales tienden a adoptar una permanencia estructural en este sector y el escenario de precios altos no parece ser sólo un problema de tres meses».

Por tanto, el Gobierno convertirá esos 6.000 millones en déficit de tarifa y titulizándolos, como ha hecho en el pasado, y serán pagados por todos los ciudadanos. «La generación de un déficit de tarifa y su posterior titulización nos parece la alternativa más viable para la financiación del tope al precio del gas», señalan.

Fuentes del Ministerio de Transición Ecológica ya han explicado en privado que la compensación a las centrales de ciclo combinado y de carbón saldrá de las propias eléctricas.

La luz se quedará en 90 euros

El Banco Santander calcula que topar el precio del gas en 30 euros por MWh dejará el precio de la electricidad entre 70 y 90 euros por MWh, (hoy son más de 220 euros el MWh).

Cree que el impacto de esta rebaja en las eléctricas será «neutral, incluso irrelevante, en la medida en que el precio de la electricidad se mantenga por encima del umbral del impuesto sobre los llamados beneficios caídos del cielo, 67 euros por MWh». «El nivel del impuesto a los beneficios caídos del cielo es más importante para las eléctricas que el tope al precio del gas», señala.

Los cálculos del Gobierno son aún peores y cree que el precio final de la luz será 110 euros/MWh. Apenas mejora los 113 euros/MWh que se pagaron de media en 2021. Con esta intervención, Sánchez tampoco cumple el compromiso de que los españoles paguen por la luz lo mismo que en 2018. Ese año, la factura media fue de 57,29 euros/MWh, cerca de la mitad del umbral que quiere lograr el Ejecutivo con esta intervención.

En definitiva, pan para hoy y hambre para mañana. Seguiremos pagando la luz a precios desorbitados y esos miles de millones de euros los tendremos que pagar entre todos a lo largo muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad