Éxito de la derecha y fracaso absoluto de la izquierda

Vox se come a Ciudadanos y Sánchez es derrotado por 4ª vez desde que está con Podemos, HB-Bildu y ERC

El triunfo de Mañueco y el PP es éxito por mucho ,los medios afines al Gobierno, pretendan convertirlo en un problema. Ya están saliendo voces que dicen que el Partido Popular se ha estrellado en Castilla y León. Pero no el PP ha sido el claro vencedor y en el PP no solo deberían fingir estar contentos sino estarlo de verdad

Alfonso Fernández Mañueco va a gobernar hasta 2026 y lo único ocurrido es que cambiará de cromos de coalición, los verdes por los naranjas. Pero, a cambio, ha demostrado que la izquierda está de capa caída, que cada vez cuenta con menos apoyo popular y que Sánchez, que tanto se ha implicado en la campaña hasta tirando del Consejo de Ministros, está fracasando en su Gobierno.

Anuncio

Por otro lado, VOX es el gran triunfador de esta noche política de 13 de febrero de 2022 y Abascal tiene motivo para estar satisfechos. Han pasado de 1 diputado a 13 y se consolidan como una fuerza a tener en cuenta para forma gobierno.

Ahora es importante que se olviden de egos e ideologías y que escuchen al electorado sin complejos. Flaco favor se harían si sus decisiones futuras están ligadas a futuribles elecciones en otras autonomías o generales. Olvídense de las etiquetas que el progresismo gusta de poner (eso sí, solo a la derecha) y trabajen juntos por ofrecer a Castilla y León un futuro mejor, que para eso el pueblo les ha legitimado.

Fracaso absoluto de Sánchez; ¡y van cuatro!

Pero, sin lugar a dudas, Pedro Sánchez es el gran perdedor de las elecciones celebradas este domingo en Castilla y León. El Partido Socialista se ha dejado 7 escaños y 118.000 votos, tres años después de ganar pasa a ser la segunda fuerza política y sin opción alguna de gobernar. Una derrota que se une al historial de batacazos desde que Sánchez gobierna con Podemos, con ERC y Bildu.

En las elecciones en Galicia y el País Vasco, del 12 de julio de 2020, se vio adelantado por el Bloque Nacionalista Gallego y por Bildu. En las primeras, quedó como tercera fuerza por detrás del BNG. Y en el País Vasco, quedó muy lejos de Bildu y PNV. En Madrid, el PSOE sufrió uno de sus peores batacazos cosechando su peor resultado histórico y se vieron desbancados hasta por Más Madrid confirmando así el sorpasso que los socialistas temían durante toda la campaña. En Cataluña, el PSC de Salvador Illa, sí ganó las elecciones, pero el independentismo también reforzó su mayoría formando gobierno, con Pere Aragonès.

Por tanto, el historial para Sánchez es nefasto en el camino hacia las elecciones autonómicas y municipales de 2023 y, por supuesto, las generales.

Y eso que Sánchez se volcó en la recta final de la campaña y activó su maquinaria institucional, utilizando hasta el Consejo de Ministros con fines propagandísticos. No dudó tampoco en utilizar al CIS de Tezanos, al Congreso o a La Moncloa y anunció varias medidas de calado con fondos europeos con evidentes fines populistas. Pero ni jugando sucio ha conseguido evitar la victoria del PP. El presidente del Gobierno ha comprobado otra vez en las urnas la contestación social a sus políticas. Puede ser que «El cambio de ciclo es imparable», como resumió Pablo Casado tras conocer los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad