Estos son los socios de Sánchez que acceden a las «informaciones confidenciales del CNI»

Foto vergonzosa de Mertxe Aizpurua, portavoz de Bildu en el Congreso, entrevistándose con dos terroristas de ETA.

Aizpurua: de condenada por apología del terrorismo a mediadora con el  Gobierno

Pedro Sánchez, sacó adelante su paquete de medidas económicas, el 28 de abril de 2022,  gracias a su nuevo socio preferente: Bildu. Sus cincos diputados apoyaron el decreto económico del Gobierno mientras el presidente daba la espalda a la oposición.

Ir de la mano de proetarras tiene sus consecuencias y es que Sánchez vuelve a quedar retratado en el momento que se tira de hemeroteca. Así, sale a la luz una fotografía de Mertxe Aizpurua, actual portavoz de Bildu en el Congreso, en una entrevista con dos terroristas de ETA encapuchados en el año 2001. En aquel momento Aizpurua era directora del diario Gara, pero también trabajó como editorialista de Egin, desde donde se señalaban objetivos de la banda.

Anuncio

Dicha imagen representa la traición de Sánchez al pacto constitucional y a las víctimas del terrorismo. Y es que al pactar con Bildu le ha dado el acceso a determinados ‘privilegios’. Algo sin precedentes en la historia democrática de nuestro país, ha sido ver como Sánchez mete en la Comisión de Secretos Oficiales a Bildu. Es decir, los batasunos serán conocedores de la información confidencial del CNI. Recordemos que se logró gracias a la maniobra perpetrada por la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet.

Nunca identificó a los etarras

Diario Gara

Esta fotografía provocó que el fiscal Pedro Rubira se querellara contra ambos directores -Aizpurua y Otamendi- por los delitos de amenazas terroristas y justificación del terrorismo. Y, posteriormente, añadió la colaboración con banda armada al imputarles el delito de inducción al asesinato del concejal de UPN en Leiza José Javier Múgica, al que ETA mató días después de la publicación.

El entonces juez instructor Baltasar Garzón se negó a imputar a los dos directores. Sin embargo, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional dio la razón al Ministerio Público y ordenó la imputación de los dos directores. Aizpurua jamás llegó a revelar la identidad de los dos etarras que aparecen en la fotografías ni el lugar de la entrevista; solo confirmó que fue fuera de España. También, confesó que Otamendi y ella quemaron las cintas de la grabación.  Además, se acogieron al «secreto profesional» para no responder a determinadas preguntas».

Ya siendo directora técnica de la revista Punto y Hora de Euskal Herria, Aizpurua fue condenada en 1984 por la Audiencia Nacional a un año de prisión, con suspensión de profesión durante el mismo tiempo, como autora de un delito de apología del terrorismo. Más recientemente, en 2019, siendo diputada de Bildu, la dirigente proetarra publicó el libro Argala. Pensamiento en acción, una biografía que exalta la figura de José Miguel BeñaranArgala, ideólogo de la organización terrorista ETA.

Estos son los socios a los que Sánchez va a confiar lo secretos más íntimos del Estado: el zorro dentro del gallinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad