Este Gobierno excarcela etarras y encierra a funcionarios

Ángel Luis Ortiz, número uno de Fernando Grande-Marlaska, apoya que tres funcionarios hayan estado presos 4 meses sin pruebas

El pasado 31 de mayo de 2021, durante la Operación Orión Madrid de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas fueron detenidos cuatro funcionarios de la prisión madrileña de Valdemoro (Madrid III). Fue el propio director de la cárcel el que les señaló con las informaciones de varios presos. Tres de ellos fueron encarcelados durante cuatro meses y medio en la prisión de Estremera (Madrid VII) acusados de tráfico de drogas en la cárcel, entre otros delitos. El cuarto funcionario se libró porque el director reconoció haberse equivocado al dar su nombre a la Guardia Civil.

Tras permanecer encerrados todo ese tiempo se demostró que eran inocentes y el 25 de mayo de 2022 se archivó por completo la causa judicial contra ellos. Pero Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias (IIPP) y número uno del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en temas de Prisiones, parece que no se alegraba por ello. Y es que el pasado 10 de junio, en una reunión con representantes sindicales, afirmó que respaldaba la actuación del actual director de la prisión de Valdemoro (Madrid III), aunque los trabajadores de la cárcel eran inocentes.

Anuncio

Apoyo al director, no a los funcionarios

Ángel Luis Ortiz apoyaba públicamente al director de la cárcel de Valdemoro, José Antonio Luis de La Iglesia. Ocurrió durante la inauguración oficial de una nueva panadería dentro de la prisión. Ante la estupefacción de los representantes sindicales de Prisiones en Valdemoro, conocedores de la inocencia de sus compañeros, el secretario general de Instituciones Penitenciarias echó la culpa del error al «atestado de la Guardia Civil». No tuvo ninguna palabra de apoyo para los cuatro funcionarios detenidos, tres de ellos encarcelados y los cuatro de baja psicológica por el trauma sufrido ellos y sus familias. Sí respaldó totalmente y sin fisuras al todavía director de Valdemoro, José Antonio Luis de la Iglesia durante la media hora que duró la reunión informal.

La charla de Ángel Luis Ortiz venía como respuesta a una carta enviada por los sindicatos con representación en Valdemoro -ACAIP-UGT, APFP, CCOO y CSIF- el 31 de mayo de 2022 al ministro del Interior. En esta misiva los representantes de los funcionarios pedían que se cerrase el expediente administrativo abierto contra los tres funcionarios que fueron a la cárcel, que se les restituyera en sus puestos de trabajo y que se cesara al director de la cárcel de Valdemoro, José Luis de la Iglesia. El secretario de Prisiones les prometió que el Ministerio del Interior «estaba elaborando una respuesta» a estas peticionesNada de esto ha ocurrido todavía, ni Interior les ha respondido ni han tomado en cuenta las peticiones.

La culpa de la Guardia Civil

Según uno de los presentes en aquella reunión en Valdemoro del director de Instituciones Penitenciarias con los sindicatos, «Ortiz nos vino a decir que la culpa era de la Guardia Civil. Y que creía al director y que gracias al director no habían metido preso al que solo estuvo tres días detenido».

Se refería Ortiz al cuarto funcionario, llamado Miguel Ángel, que no llegó a ingresar en la cárcel porque José Luis de la Iglesia, el director de Valdemoro, acudió a la juez para rectificar los datos ofrecidos unos días antes a la Guardia Civil, que provocaron las cuatro detenciones. El director dijo que se había equivocado de Miguel Ángel «porque había muchos», al señalar en concreto a este funcionario, que desde 2018 trabajó en la sección abierta de la prisión y, por tanto, no podía haber introducido droga alguna dentro de la cárcel, uno de los delitos de los que se acusaba a los cuatro funcionarios detenidos.

Miguel Ángel sigue de baja psicológica por estos hechos y ha pedido una reunión al Secretario General de Instituciones Penitenciarias para «sacarle de su error y aportarle los datos que lo desmienten». El secretario General de IIPP no contó a los representantes sindicales que en realidad el director de Valdemoro acudió a la juez para rectificar su declaración ante la Guardia Civil después de la que defensa de Miguel Ángel amenazase con acusarlo de falso testimonio.

Abandono de sus trabajadores

Fuentes sindicales afirman que este centro penitenciario ha pasado de ser uno de los destinos más solicitados por los funcionarios de prisiones de toda España a convertirse en uno de los que más puestos vacíos genera y el primer destino de vacante de carrera y añaden que «este hecho es lo más grave que he vivido en Prisiones, después de los atentados de ETA o el secuestro de Ortega Lara. Meten a cuatro inocentes en prisión y ahora nadie es responsable».

Los tres funcionarios inocentes ingresaron en la cárcel de Estremera el 31 de mayo de 2021, acusados de «organización criminal, prevaricación, cohecho, delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y omisión del deber de perseguir delitos», según el auto de prisión. Quedaron en libertad el 14 de octubre de 2021, cuatro meses y medio después. La juez del Juzgado de Instrucción número 4 de Valdemoro decretó su puesta en libertad y posteriormente el archivo definitivo de la causa tras escuchar los delirantes testimonios de los presos en sede judicial, única prueba de cargo que había contra ellos y archivó definitivamente el caso contra ellos el 25 de mayo de 2022.

Mientras sus funcionarios se ven sin apoyo ante cualquier acusación de los presos, los etarras salen de sus prisiones con el beneplácito de nuestro Ministro Marlaska.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad