El portavoz de Ganemos Tres Cantos responde a un vecino: “Cómeme la polla”

El portavoz de Ganemos Tres Cantos ha respondido a un vecino que criticaba su forma de hacer oposición con un «cómeme la polla»

Federico Mas, portavoz de Ganemos Tres Cantos, espetaba esa ordinariez escrita de forma vertical para tratar de disimular las palabras a un profesor, ingeniero informático y músico vecino de Tres Cantos después de que éste respondiera a una entrevista al concejal que «se pusiera a trabajar de verdad por los vecinos».

«A esta oposición chanante sólo parecen incumbirles las causas ecologistas. No hay diferencia entre unos y otros, sólo hay que ver sus redes sociales», agregaba el ciudadano.

Anuncio

Un comentario que no gustó en absoluto al líder de Ganemos en el municipio que le contestaba una retahíla de palabras inconexas (Como, melón, meme, latín, polonio y llama) cuyas primeras sílabas forman el imperativo «cómeme la polla».

Palabras que no pasaron desapercibidas para usuarios de las redes sociales que afearon al portavoz haber utilizado una expresión así de soez e insultante para responder a la legítima crítica de un vecino.

«Vaya metedura de pata, concejal», le censuró otro vecino, reprimenda que debió calar en el edil que a las pocas horas de publicar lo que posteriormente calificó como un “haiku”, una composición poética de origen japonés que consta de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente, decidía borrarlo. Pero el daño ya estaba hecho (y las capturas de pantalla, también).

Así, Mas se ha visto obligado a dar explicaciones sobre lo sucedido. Lejos de pedir perdón, el político ha mostrado un arrepentimiento relativo en el que incluso llega a afirmar que «volverá a suceder».

«Mi arrepentimiento de usar mal un “haiku” (soy un poeta urbano malísimo y frustrado) para mostrar mi hartazgo y hastío producido por los “impunes/anónimos” de las redes y por usar un micromachismo. Arrepentimiento: los siento mucho no volverá a suceder (volverá a suceder)», escribía.

El político ha dado también su agradecimiento por «todas las muestras de cariño» recibidas a raíz de estos hechos e incluso se permitía el lujo de bromear con agradecerlo con «otro haiku» antes de concluir un revelador «pelillos a la mar», para tratar de quitar hierro a lo sucedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad