El Papa Francisco ningunea las quejas de la Guardia Civil

Aprogc pide a el Papa Francisco el fin de la «humillación» de la Iglesia vasca a las víctimas del terrorismo y a la Guardia Civil.

Aprogc, la asociación de la Guardia Civil que aglutina a la mayoría de generales y altos mandos, ha denunciado ante el Papa Francisco la “humillación” de sacerdotes de la Iglesia vasca a las víctimas de ETA.

La carta escrita por la asociación relata la historia de ETA en el País Vasco y lo que ha sufrido la Guardia Civil en cuanto a la banda terrorista. Además, ha explicado que «hay otros episodios negros que tampoco podemos olvidar, y que Su Santidad debe conocer». «La historia de lo que ocurrió en estos años no deja en buen lugar a la Iglesia vasca desde el mismo nacimiento de ETA; siempre estuvo más cerca de los terroristas que de las víctimas. Muchos fueron los sacerdotes del país vasco que ayudaron, encubrieron, aplaudieron, y sonrieron a los asesinos de ETA. Y lo más grave: sigue ocurriendo hoy en día», aseguran.

Anuncio

Aprogc se refiere con sus últimas palabras a lo ocurrido «recientemente, en España, en una serie documental de televisión, se ha entrevistado a un sacerdote, párroco de la localidad de Lemona (Vizcaya), donde justifica a la banda terrorista ETA, relativizando sus atentados. Pero no es un caso aislado. Una serie de sacerdotes también de la Iglesia Vasca han salido en su defensa, y con discursos similares».

Ante esta denuncia, la Nunciatura Apostólica en España ha contestado el pasado 4 de marzo a los guardias civiles en nombre del Papa. Señala que «con la presente cumplo con mi deber de hacerle llegar las consideraciones de Su Santidad el Papa Francisco». Esas consideraciones son las siguientes: “La Secretaría de Estado de Su Santidad asegura la cercanía y la oración del Santo Padre por todas las víctimas”.

La respuesta añade que «el propio Ordinario tiene la competencia en primera instancia para valorar cualquier infracción por parte de un clérigo, como se ha hecho en este caso, pudiendo el clérigo recurrir la decisión en el modo que prevé el derecho».

Es decir, que el Papa «ora» por «todas las víctimas» y que un clérigo sobre el que se mencionaba su comportamiento concreto en la carta de la Guardia Civil ha entrado en proceso para valorar su actitud.

Esta respuesta para muchos guardias civiles ha sido escasa y fría. El Papa Francisco no quiere entrar en polémicas y se ha limitado a rezar por las víctimas de ETA. El futuro dirá si realmente la ‘investigación’ que se ha iniciado contra el sacerdote señalado en la carta es real y llega a buen puerto.

Un comentario sobre «El Papa Francisco ningunea las quejas de la Guardia Civil»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad