El letrado que apoya a Batet avaló también al «pateapolicías» podemita

El informe de los letrados que valida el ‘sí’ a la reforma laboral va en contra de la propia norma del Senado

El informe que valida la votación de la Reforma Laboral, se ha conocido «casualmente» a dos días para las elecciones de Castilla y León. Y eso que la Mesa del Congreso, por orden de la propia Batet, no se reunirá hasta el 15 de febrero, fecha en la que lo letrados deberían presentar el informe. ¿Otra «cacicada» más de la Presidenta en favor de su mentor Pedro Sánchez?

Carlos Gutiérrez Vicén, secretario general del Congreso de los Diputados, ha elaborado un polémico informe -filtrado dos días antes de las elecciones en Castilla y León. En él valida la decisión unilateral de Batet prohibiendo el voto presencial a Casero sin convocar la Mesa del Congreso, como exige el reglamento. Curiosamente, se trata del mismo letrado que elaboró otro controvertido informe apoyando al ex diputado de Podemos Alberto Rodríguez para conservar su escaño. Los servicios jurídicos del Congreso validaban la sustitución de la pena de cárcel por una sanción económica.

Anuncio

La decisión causó perplejidad en el Tribunal Supremo que remitió una carta a Batet advirtiéndola que la pena accesoria era «obligada». Sólo unos días después, el jefe de los letrados del Congreso enmendó el primer informe y apoyó la retirada del escaño.

Atropello democrático

El Partido Popular ha recurrido en amparo ante el Tribunal Constitucional por el «atropello democrático» que, a su juicio, se cometió en la votación de la reforma laboral. A su entender, había «capacidad» para que Casero votara de forma presencial y aseguran que llegarán «hasta el final» porque «ha quedado claro» que Batet ha estado «al servicio de los intereses de su partido, y no de los intereses de los españoles».

El informe del letrado mayor concluye, sin embargo, que el voto de Casero «fue válidamente emitido y produce plenos efectos». También descartan la obligatoriedad de la presidenta de a «comprobar telefónicamente con el diputado la emisión efectiva del voto y el sentido de este». Por último, el informe, de nuevo, niega que tuviese responsabilidad al no convocar la Mesa, como había exigido el PP.

En contra de sus propias normas

El informe niega el redactado literal de la resolución de 21 de mayo de 2012 del Congreso, que exige llamar al diputado que vote telemáticamente para confirmar el sentido del voto. Y rechaza hasta la normativa del Senado, que señala que “el senador o senadora que haya emitido su voto telemático podrá votar presencialmente”.

La norma está clarísima en la Resolución de la Mesa del Senado, de 21 de noviembre de 2013, sobre la de votación telemática en las sesiones plenarias del Senado. Allí se destaca que «se computarán como presentes en la votación los miembros de la Cámara que, pese a estar ausentes, hayan sido expresamente autorizados por la Mesa para participar en la misma”. Que “previa autorización de la Mesa (…) el senador o senadora que haya emitido su voto telemático podrá votar presencialmente. Para ello, deberá dirigir una solicitud de anulación del voto telemático (…), indicando los asuntos y sesiones plenarias a los que afectaría la anulación”.

En definitiva, todo queda en manos del Constitucional, aunque las actuaciones de Batet dejan a la democracia al servicio de intereses personales y de partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad