El golpe de Juan Carlos I a Alberto Garzón

El Tribunal Supremo tumba la querella contra el Rey Emérito que había presentado Izquierda Unida junto con el Partido Comunista y Omnium Cultural.

El Tribunal Supremo ha dado un tirón de orejas a Alberto Garzón desestimando la querella contra Juan Carlos I, lo que supone un nuevo varapalo para Izquierda Unida.

La monarquía está en el foco de los ataques de la izquierda radical desde hace tiempo. Buscan que se investigue al Rey Emérito por presuntos delitos económicos pero recibe un golpe tras otro. Esta vez, el Tribunal considera que la querella se sustenta tan solo en un “relato periodístico” y que “se necesita algo más” para abrir una causa penal. No hay ninguna prueba que avale los hechos. 

Anuncio

No es la primera vez que buscan arremeter contra el Rey Emérito por esta vía y era de prever que el Tribunal archivaría la querella ya que contiene argumentos que ya fueron rechazados anteriormente por la Sala.

La decisión del Supremo ha originado un nuevo berrinche de la izquierda en redes sociales. Pablo Echenique no ha dudado en buscar segundas intenciones a la resolución del tribunal.

Este fracaso llega en medio de las tensiones entre Podemos e Izquierda Unida. Recordamos que ambos rompieron su pacto, curiosamente, en Galapagar, el mismo lugar donde se encuentra el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero. Ambos partidos rompieron su alianza en la localidad protagonizando una verdadera batalla campal.

La izquierda extrema no se cansa de intentar atacar a la Monarquía pero Alberto Garzón se está quedando solo en su intento de destruir a la Casa Real. Es importante recalcar que Pablo Iglesias rechazó el plan que estaban maquinando los independentistas para usar los Presupuestos Generales del Estado como arma contra la Monarquía. 

Además, durante una entrevista en ‘Al Rojo Vivo’ el propio líder de Podemos rechazó la conspiración que defendía ministro de Consumo desmarcandose a favor de la Casa Real ante los ojos incrédulos del presentador de televisión.

El nuevo triunfo de la Casa Real frente a la república que ansían Izquierda Unida y Podemos no hace más que ahondar el conflicto existente entre los radicalistas de izquierda pero por más que se empeñan la monarquía sigue consolidada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad