El Gobierno quiere eliminar el vino y la cerveza en el menú de los bares

Para prevenir enfermedades cardiovasculares Sánchez contempla excluir el alcohol del modelo de alimentación mediterráneo y prohibir fumar en casa

¡Qué obsesión tiene el Gobierno por prohibir y decirnos lo que está bien y mal a los ciudadanos. ¿Acaso somos niños pequeños.

Primero fue Alberto Garzón y su Ministerio de Consumo atacando a la carne. Ahora, el Ministerio de Sanidad de Carolina Darias vuelve a la carga diciéndonos lo que podemos o no hacer. Se propone excluir las bebidas alcohólicas de la alimentación mediterránea en la Estrategia en Salud Cardiovascular del Sistema Nacional de Salud (ESCAV). Este plan, una nueva intromisión en la libertad individual, para mejorar la salud ciudadana trata de «colaborar con establecimientos de restauración».

Anuncio

El objetivo es excluir de las máquinas expendedoras productos procesados y alcohol, «abogar por políticas fiscales y de precios para promover una alimentación saludable» o mejorar la oferta alimentaria de colegios, hospitales o centros deportivos.

Adiós al alcohol en el menú del día

Para la «promoción, prevención y capacitación ciudadana» proponen la obligación de los restaurantes y bares de ofrecer un vaso de agua de grifo –medida que ya aprobada en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular–. También proponen implementar la dieta mediterránea para mejorar la salud de los ciudadanos. Para ello destacan el modelo de alimentación cardiosaludable, lo que aspira a eliminar el consumo de alcohol. Por último, creen que la mejor forma de potenciar la realización del deporte será aumentar la intensidad de la actividad física en todas las clases de educación física de colegios .

Casas sin tabaco

En relación con el tabaco, el Ministerio se propone conseguir una reducción de la prevalencia del tabaquismo en España por debajo del 10% en 2040. Pretende desarrollar la ley del tabaco que está en proceso de consulta pública (donde se prohíbe fumar en las terrazas y en los coches) y va un paso más allá.

En la acción estratégica del plan se insta a «ampliar los espacios libres de humo y promover los hogares libres de humo». O lo que es lo mismo, realizar acciones para que no se fume en los hogares.

Las enfermedades cardiovasculares, según diversos estudios, tienen una mayor prevalencia en mujeres que en hombres. Por eso lo que el Ministerio pretende es lanzar una línea de trabajo específica para el género femenino.

En este sentido, hay diferentes acciones como desarrollar protocolos de optimización de tratamientos de enfermedades del corazón específicos en mujeres, hacer protocolos con perspectiva de género o investigar más en las causas que llevan a esta situación.

No obstante, antes de siquiera salir a la luz ha recibido más de una crítica por parte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Aunque la sociedad ha aclarado que se encuentra muy agradecida por la gran participación de cardiólogos, muchos de los especialistas se muestran desconfiados de este nuevo documento.El presidente de la SEC, Julián Pérez-Villacastín, anunció ayer que esperaban que esta medida «no quede en papel mojado, como ha sido el caso de otros planes que la han precedido –el de Cardiopatía Isquémica– del que solo una mínima parte se llevó a cabo».

Poco ejemplo

Esta medida bienintencionada colisiona con la «compra» del Ministerio de Trabajo en la que se incluía una cuantiosa partida destinada a vino de La Rioja. Recordemos que el departamento de Yolanda Díaz pretendía gastar 824.395 euros en surtir sus despensas con 4.000 botellas de vino Rioja, 260 barriles de cerveza y 4.800 latas de cerveza con alcohol, entre otros productos.

Esta estrategia, según Sanidad, priorizará las líneas de actuación como la reducción del tabaquismo, la promoción de actividad física y la alimentación saludable, el empoderamiento de la ciudadanía en salud cardiovascular y la mejora del control de la hipertensión arterial.

Un comentario sobre «El Gobierno quiere eliminar el vino y la cerveza en el menú de los bares»

  1. Estos tios son unos inutiles, basta con que se ofrezcan los menús con agua (reduciendo 0,5 € el precio) y una carta de bebidas fuera del menú donde se ofrezcan los antiguos vinos de menú al mismo precio, jajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad