Dos secretarios de Estado de Escrivá dejan el cargo a la vez

Ocho altos cargos abandonan a Escrivá en dos años: «Es insoportable trabajar con él, va por libre»

Parece que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, tiene problemas de comunicación con su equipo. Su carácter endiablado hace que sea difícil trabajar con él. Son dos motivos que nos ayudan a comprender la dimisión en los últimos días de sus dos secretarios de Estado: Israel Arroyo (Seguridad Social y Pensiones) y Jesús Perea (Migraciones).

Israel Arroyo

De él se dice que «era demasiado serio como para aguantar esto». Esos constantes cambios de opinión y bandazos de Escrivá en cuestiones prioritarias no iban con su carácter responsable. Y es que han sido muchos los vaivenes en temas como las pensiones, la reforma del régimen de autónomos o el fracaso del ingreso mínimo vital. Desde medios afines, como El País, han querido quitar hierro al asunto indicando que la decisión se había tomado hacía tiempo. Pero la principal asociación de autónomos de España reconocen que les ha pillado por sorpresa.

Anuncio

Arroyo fue fichado por Escrivá procedente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), adonde en principio volverá tras dejar el Ministerio. Es un técnico que ya había trabajado entre otros lugares en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, y su actividad en el Ministerio ha sido bien reconocida por sus interlocutores: «Tengo buena opinión sobre él. Ha habido encuentros y desencuentros, pero eso es lo habitual. Lo que nadie puede negar es su capacidad de trabajo», indica Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y vicepresidente de la CEOE.

Jesús Perea

Su dimisión ha sorprendido menos. La falta de entendimiento entre el secretario de Estado de Migraciones y el ministro Escrivá se producía desde hacía tiempo.

Las dos dimisiones llegan en un momento importante para el Ministerio. En la actualidad se están negociando reformas clave como la relacionada con las pensiones o el régimen de los autónomos, entre otras. Arroyo será sustituido por Borja Suárez, que hasta el momento era director general de ordenación de la Seguridad Social. Ha participado con él en todas las negociaciones, de modo que la apuesta es continuista. Quizá con él y con Isabel Castro (sustituta de Jesús Perea) Escrivá pueda entenderse mejor, aunque está claro que no es fácil moderar el carácter teniendo en cuenta la importancia y la presión que planean sobre las reformas dependientes de su Ministerio.

8 altos cargos en dos años

Pero el goteo de altos cargos que por una razón u otra abandonan el Ministerio de Seguridad Social, dirigido por José Luis Escrivá, es incesante. En dos años, ha salido ocho de ellos, entre secretarios de Estado y directores generales, y una de las razones de mayor peso en esta cascada de ceses y deserciones es que el ministro «es insoportable», según confiesan a este diario fuentes conocedoras de la situación.

A los ya mencionados, desde 2020, han sido seis personas quienes han ocupado la Dirección General de Programas de Protección Internacional y Atención Humanitaria: Estrella Rodríguez Pardo, Santiago Antonio Yerga Cobos, Francisco Miguel Dorado Nogueras, María Teresa Pacheco Mateo-Sagasta, Elena Biurrun Sainz de Rozas, y Miriam Benterrak Ayensa.

La duración de algunos de ellos en esas posiciones fue casi testimonial. En el caso de Yerga, fueron solo dos meses los que permaneció desempeñando esa función. Dorado apenas pasó nueve meses, mientras que Biurrun estuvo 77 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad