Los grandes amores de Raffaella Carrá con los que nunca llegó a casarse

La gran artista Raffaella Carrá deja una vida muy intensa y llena de amor

Raffaella Carrà ha fallecido este lunes a los 78 años de edad tras una enfermedad. La vida de la artista ha estado marcada, entre otras tantas cuestiones, por dos grandes amores. Pero no solo eso, sino también por la discreción. La italiana siempre quiso tener bastante alejada la vida privada de la vida pública.

A pesar de la atracción que han tenido siempre las grandes divas, Raffaella Carrà tan solo se enamoró dos veces en su vida. Son solo dos las personas a las que entregó su corazón al completo. Estamos hablando, cómo no, de Gianni Boncompagni y, por supuesto, Sergio Japino.

Anuncio

Gianni Boncompagni fue uno de los personajes más reconocidos de la televisión italiana. Pero no solamente destacó en este ámbito, sino también en la radio. Es más, fue director, escritor y autor de las letras de algunas de las canciones de Raffaella Carrà. Algunas de ellas son ‘Tuca tuca’ o, incluso, ‘Fiesta’.

Por si fuera poco, Gianni se convirtió en el director del programa ‘Pronto, Raffaella?’, que tenía como protagonista a la italiana. Fue con él con quien la presentadora compartió un amor puro y verdadero, ya que compartieron 10 años de su vida. No solamente compartieron el ámbito privado, sino también muchísimos éxitos tanto en el mundo musical como en el de la televisión. Entre Gianni y Raffaella había una diferencia de edad de unos 11 años. Él falleció a los 84 años de edad, en el año 2017.

El segundo amor de la vida de Raffaella Carrà era Sergio Japino, su coreógrafo. Cuando ya llevaba varios años completamente separada de Gianni Boncompagni, la italiana tomó la decisión de comenzar esta nueva etapa en su vida. En la actualidad, aunque Sergio y Raffaella no eran pareja sí que mantenían una relación muy buena. Juntos vivieron muchos años de noviazgo, pero nunca llegó a casarse ni con él ni con Gianni.

Y la razón es muy clara: La cantante italiana no creía en el matrimonio. Por lo tanto, siempre demostró que quería vivir al máximo su vida, sin importar lo que dijera la gente. Desde hace décadas se convirtió en un ejemplo a seguir por toda una generación por lo que, como es de esperar, miles de personas en todo el mundo lloran su pérdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad