Correos asigna 3 votos falsos a un presidente de mesa que votará el 4M

Un abogado que votará el 4M por ser presidente de mesa electoral muestra escandalizado el ticket en el que Correos le asigna 3 votos

El escándalo se cierne sobre el sistema electoral para la Presidencia de Madrid. La sospecha de un pucherazo se hace cada día más evidente.

Ni uno, ni dos: tres. Él no votó. Pero le aparecieron el pasado 27 de abril en un ticket de Correos «3 votos emitidos». Tres votos cuando, para colmo, y como destaca el afectado, «si yo tengo que ir al colegio electoral el 4M obligatoriamente, porque soy presidente suplente de mesa, ¿para qué iba a votar yo por correo?».

Otro caso sin respuesta que ha disparado la polémica del voto por correo de cara a las elecciones del 4M. Y es que Correos ha empezado a entregar tickets por operaciones totalmente habituales como envíos de cartas, paquetes, o misivas certificadas, en los que ha incorporado supuestos votos por correo que ninguno de los receptores del ticket ha realizado.

El afectado en este caso es abogado. Conoce la legislación. Y no encuentra explicación. Él señala que se dio cuenta de la irregularidad tras enviar desde Correos dos cartas certificadas. Tras esa sencilla operación, le entregaron el ticket, el comprobante incluía el coste de las dos misivas. Pero incluyó algo más nunca realizado por esta persona: el registro de tres votos emitidos y exentos de pago.

Sin embargo, Correos afirma que: «al no imprimirse el ticket en la admisión del voto electoral, la operación se ha vinculado al siguiente usuario». Es decir, que se trataría de votos anteriores plasmados en clientes posteriores. O, lo que es lo mismo, que como el usuario que sólo acude a la ventanilla a enviar su voto por correo no efectúa gasto alguno, el sistema no está preparado para emitir tickets sin gasto, pese a que la gestión sí se queda almacenada en la caja y se traslada al siguiente cliente que sí haga uso de algún servicio de pago en su ticket.

El afectado por el triple voto inexistente no cree esa versión.

El abogado afirma que el hecho de «que aparezcan en la oficina de Correos y en su facturación tres votos recibidos, cuando realmente no se ha entregado ninguno, es mucho más que una irregularidad administrativa». De hecho, su ticket refleja dos conceptos: las cartas certificadas y los inexistentes votos emitidos en su caso.

“Si de veras la operación del voto se queda guardada para el siguiente cliente no tiene sentido que en mi ticket figure mi operación de envío de dos cartas certificadas por encima de los falsos votos”, señala. Y es que, efectivamente, sus cartas figuran por delante en el ticket y los tres votos por debajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad