Con gritos de «Tongo» y «Pucherazo» se aprueba la reforma laboral.

Un error telemático de un diputado del PP, y que la Presidencia Meritxell no ha querido corregir, hace que cambie el resultado

Ha concluido la votación hace unos minutos y, desde luego, no ha sido la victoria esperada por Yolanda Díaz tras meses de negociación. El decreto de la reforma laboral ha sido convalido en el Congreso por la mínima. Con tal solo un voto de diferencia. 175 votos a favor frente a 174 en contra. El resultado fue tan ajustado que hasta, inicialmente, la Presidenta del Congreso, Meritxell Batet, comunicó por error que el decreto no había sido convalidado, para posteriormente rectificar.

El Ejecutivo había recurrido al apoyo de Ciudadanos y otras formaciones conservadoras como PDeCAT o UPN, a la que obligó a dar su sí bajo amenaza de apoyar una moción de censura de HB Bildu en la alcaldía de Pamplona. Pero los dos representantes de los conservadores navarros rompieron la disciplina de voto, como había amenazado, al no compartir las directrices de la dirección de su partido.

Anuncio

Los principales socios de investidura (ERC, PNV, EH Bildu y BNG) se han opuesto con duras críticas. «La misma reforma laboral que hubiera negociado Albert Rivera siendo vicepresidente», lamentó el portavoz de los republicanos, Gabriel Rufián. «Estamos aquí para cambiar las cosas que no podemos aceptar», argumentó el portavoz de EH Bildu.

Ante el cambio de voto de los dos representantes de UPN, el resultado se volvía en contra del Gobierno. Pero un error del voto telemático de un miembro del PP ha dado la vuelta al resultado. El Partido Popular ha exigido el cambio del voto al tratarse de un error informático. Más la Presidenta del Parlamente, Meritxell Batet, se negó a corregir el voto pese a comunicarse con tiempo. El diputado Alberto Casares acudió al Congreso al percatarse del error, pero no le permitieron la entrada. La portavoz parlamentaria del Grupo Popular, Cuca Gamarra, ha pedido la palabra a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, pero esta se la ha negado. En consecuencia, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha pedido explicaciones a Batet una vez acababa la sesión.

El PP ya está hablando en redes sociales de «cacicada» y «manipulación» del Gobierno. Por su parte, los medios afines al gobierno rápidamente han salido a defender la validez de los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad