Carromero, el fontanero de García Egea

Ha sido señalado como el brazo ejecutor de esta turbia presunta trama de espionaje contra la Presidenta madrileña

Ángel Francisco Carromero Barrios (Madrid, 1985) `parece ser el detonante de la mayor crisis interna del PP. A él se le atribuye liderar la trama que presuntamente habría espiado a Isabel Díaz Ayuso para obtener información sobre su hermano Tomás y sus exparejas. «Me están buscando unas cremas», aseguraba Ayuso en su entorno, en referencia al asunto que acabó con la carrera política de Cristina Cifuentes.

El encargado de buscar esas ‘cremas’ fue Ángel Carromero, el fontanero en la sombra. Un tipo que pasó de ser hombre de confianza de Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz-Gallardón y José Luis Martínez Almeida respectivamente. Ahora se ha convertido en la manzana podrida del cesto ejecutora de esta turbia presunta trama de espionaje.

Anuncio

Pero ya apuntaba maneras. En el colegio madrileño de Ntra. Sra. del Pilar se le conocía «Popularmente conocido como Cannavaro, Carromato, Caramelo, Cronómetro, Estraperlo y Gollum, aunque también responde a Tommy. Frecuentador de la sede del PP que, gracias a su impecable historial político, probablemente llegue a gobernar nuestro país como un auténtico Nixon. Le veremos por los pasillos de ICADE incitando a la muchedumbre a que se una a su causa. A nuestro experto lanzador de bolos le apoyaremos en su futuro mandato al pueblo español».

Un joven alumno que tenía claro que destacaría dentro del Partido Popular. Aunque no imaginaba entonces que su nombre brillaría en la mayor crisis interna de la historia del partido.

Carromero, perdió todos los puntos del carnet por multas, muchas de ellas por exceso de velocidad. Entró en prisión por un accidente de coche en Cuba en el que murieron dos personas y ha acabado provocando que el PP se estrelle.

Antiguos miembros de las Nuevas Generaciones del PP (NNGG), comentan los entresijos de este controvertido personaje, así como el origen de sus apodos. Alguno especialmente certero como el de Nixon: ha cambiado el Watergate por el  ‘Mascarillasgate’ destrozando al PP desde dentro.

Esperanza Aguirre

Rotunda se mostraba Esperanza Aguirre “Cuando me quejaba de los niñatos y los chiquilicuatres me estaba refiriendo a él”. La expresidenta de la Comunidad de Madrid fue su principal apoyo y el personaje se ha acabado convirtiendo en una decepción. “Es una persona a la que nadie ha apoyado más que yo. Fui a visitarle a la cárcel cuando volvió de Cuba. Le apoyé muchísimo. Le presenté su libro y, sin embargo, Carromero para mí ha sido una enorme decepción”.

Antiguos compañeros

Cuenta a El periódico de España una antigua militante de NNGG que compartió su presidencia en el distrito de Salamanca, la plaza fuerte del partido, entre 2006 y 2013: «Ese tío era un fontanero vocacional. Le gustaba lo de moverse en la sombra y conspirar. A eso aspiraba él desde el principio».

Otros compañeros en las NNGG del PP van más allá del concepto ‘fontanero’: «No es que sea solo un fontanero, es que es un bicho, muy inteligente. Tiene información de todo el mundo, y sabe lo que tiene que hacer». Prosigue asegurando que «en el PP es temido por todos, sobre todo en las localidades de Madrid, ya que por sus manos iban a pasar las listas electorales. Él era el vicesecretario electoral del PP de Madrid. Se hacía llamar ‘El Gestoras’, ya que controlaba decenas de ellas a nivel municipal».

Carromero, es pepero vocacional. Se afilió antes de la mayoría de edad y en 2006 es nombrado presidente de NNGG del distrito de Salamanca, cargo que ocupó hasta 2013. En esa época llegaron al partido Pablo Casado y Teodoro García-Egea, con los que rápidamente estableció un vínculo que ha terminado en el enfrentamiento con Ayuso.

«A Carromero es mejor tenerlo como amigo que como enemigo. No tiene escrúpulos», coinciden en describirlo varias fuentes consultadas dentro del partido. Destacan de él que sabe manejarse en situaciones de crisis. A principios de 2017, cuando Aguirre dimitió como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, ayudó a un entonces casi desconocido José Luis Martínez Almeida  lo que le valió el puesto de coordinador de Alcaldía, uno de los mejores cargos.  Es un fontanero profesional, muy apreciado por los cargos que han contado en algún momento con sus servicios. Lealtad, profesionalidad y carencia de escrúpulos son los elementos que hicieron que se ganase primero a Aguirre, luego a Gallardón y finalmente a Almeida.

Ascenso y caída fulgurantes

Carromero es licenciado en Derecho por la Universidad Católica de Ávila. Su experiencia laboral al margen del partido es mínima. Comercial en El Corte Inglés u abrió un gimnasio en el barrio de Salamanca, que rápidamente dejó a su madre. Hasta ahí. El resto son cargos en el partido donde entró como asesor de distrito en 2009 hasta 2013, cuando fue nombrado asesor del grupo municipal.

Un año antes sufrió un accidente de tráfico en Cuba. Mientras él conducía el coche sus dos acompañantes, los disidentes Osvaldo Payá y Harold Cepero, fallecieron el el acto. Fue condenado a 4 años de cárcel por homicidio imprudente, aunque sólo cumplió 6 meses de la condena. Después fue extraditado y en España le concedieron el tercer grado a los pocos días de llegar.

Tras el accidente en Cuba, fue Esperanza Aguirre su principal protectora. Ha tenido la habilidad de hacerse con la confianza de todos los inquilinos populares que fueron pasando por el consistorio. Apoyos que ha ido perdiendo con el tiempo. Aguirre ha acabado renegando de él. Y ha sido el propio Gallardón el que advirtió a Almeida del presunto espionaje que estaba llevando a cabo en el affaire Ayuso. Aquí acaba, al menos de momento, la carrera de Carromero en el Partido Popular. Una carrera con una constante: siempre se movió en el límite, siempre en la polémica. El PP ya le había abierto un expediente disciplinario en 2019 por haber formalizado 50 cambios de afiliación del distrito de Salamanca al de Moncloa-Aravaca, con el presunto objetivo de manipular el censo para influir en las elecciones locales del partido.

Quizás por ello estaba dispuesto a cualquier cosa para congratularse con sus superiores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad