Carlos Sainz logra la primera victoria de su carrera en la F1 en Silverstone

Histórico triunfo del español tras su primera pole. Pérez y Hamilton completaron el podio, con Fernando Alonso como quinto.

Se preveía una jornada histórica para el automovilismo español después de que Carlos Sainz lograse el sábado la pole en el circuito de Silverstone. Por delante el objetivo más difícil de todos: alzarse con la primera victoria de su carrera como piloto de la Fórmula 1. Algo al alcance de pocos pilotos… Y que el español ya puede poner por en su currículum. 

Enorme gesta del de Ferrari, que peleó durante las 52 vueltas frente a Charles Leclerc, Lewis Hamilton o Sergio ‘Checo’ Pérez, en una de las carreras más abiertas de todo el campeonato. Evidentemente, en el resultado influyó los problemas mecánicos de Max Verstappen, el más rápido durante el fin de semana, quien cuando corría primero sufrió una serie de inconvenientes en su monoplaza y se tuvo que conformar con una séptima posición.

Anuncio

Se acabó la espera. Después de 150 carreras en la Fórmula 1, Carlos Sainz ya tiene su primer triunfo en el zurrón. Trigésimo tercera victoria española en la historia de la competición, las 32 de Fernando Alonso y la última del madrileño, que cierra una sequía de nueve años desde que el asturiano alzó los brazos por última vez. En un carrera espectacular, llena de sustos, emoción y alternativas, Sainz por fin tocó el cielo. Le acompañaron el podio Sergio Pérez y Lewis Hamilton, mientras que Alonso fue quinto firmando también una gran actuación.

Carrera con sustos

La carrera arrancó con el accidente más espeluznante de la temporada. Hasta cinco pilotos se vieron afectados por diversos choques en la salida, pero la peor parte se la llevó Guanyu Zhou. Embestido por el Mercedes de Russell, su Alfa Romeo volcó y rodó un centenar de metros boca abajo hasta que se estampó con las vallas de Silverstone. Se hizo el silencio en el circuito británico. Salió indemne. Bendito Halo.

Carlos Sainz, que había perdido el liderato a manos de Verstappen en esta salida anulada, tuvo una segunda oportunidad una hora después, cuando se repitió el proceso. El madrileño sí defendió entonces con uñas y dientes su primer puesto de los ataques del vigente campeón mientras Leclerc se tocaba con los dos coches de Red Bull. El monegasco obligó a Sergio Pérez a entrar en ‘boxes’. Uno menos para pelear por la victoria.

Se abría el cielo para el doblete de Ferrari y la principal amenaza para los coches rojos pasaba a ser Lewis Hamilton, pletórico delante de su afición. En el ecuador de la carrera, Leclerc preguntó por radio a su equipo cuál era la consigna y la respuesta fue clara: libertad para luchar con Sainz. El monegasco tenía más ritmo y en la vuelta 31 se produjo el adelantamiento con el beneplácito del español. Su gozo en un pozo. La primera victoria parecía que volvía a escaparsepero…

Pero quedaba un afortunado giro de guión. falta de 13 vueltas, el Alpine de Esteban Ocon se quedó detenido en plena recta de meta y precipitó la entrada del coche de seguridad. Ferrari reaccionó rápidamente y Sainz entró a poner neumáticos nuevos. El pack reagrupado en el siguiente orden Leclerc-Sainz-Hamilton-Pérez-Alonso. Todos con neumáticos blandos salvo el monegasco, con duros.

Con clara ventaja en las gomas, Sainz adelantó a su compañero en cuanto se relanzó la carrera y marcó vuelta rápida mientras sus perseguidores se lanzaban dentelladas unos a otros, perdiendo un tiempo muy valioso en sus batallas. No mires atrás, Carlos, empuja, empuja, empuja como un loco hacia el día más glorioso de tu carrera deportiva. Sus últimas vueltas fueron perfectas. Pudo saborearlo. Se lo merecía. Enhorabuena, Carlos.

La alegría del campeón

«¡Sí, lo hicimos», dijo en inglés por radio al cruzar la línea de meta antes de soltar, en español, un sonoro «¡vamos!».  «¡Gracias a todos! ¿Hamilton vuelta rápida? Se la puede quedar. Es increíble, lograr mi primera victoria en F1 y con Ferrari… ya os imagináis el tipo de sentimiento que provoca».

«No sé qué decir, es increíble», dijo debajo del podio, envuelto en la bandera de España. «Primera victoria, 150 carreras después, con Ferrari, en Silverstone… no se puede pedir más. Es un día muy especial que nunca olvidaré, y un fin de semana muy especial en general».

«Gracias a todo el mundo por el apoyo, por los vítores, ha estado ahí pero hemos conseguido mantenerlo a raya y estoy muy contento».

Cuando le mencionar todos los contratiempos que había tenido que sortear, resumió así su carrera: «No ha sido fácil, he tenido problemas con el equilibrio especialmente en la primera tanda con el neumático medio, Max me ha forzado en esas curvas de alta velocidad, y he aguantado como he podido, he creído que me podía meter en la carrera».

«El coche de seguridad me ha dado esa segunda oportunidad. Te puedes imaginar los nervios con esa resalida después del safety car haciéndolo y consiguiendo esa victoria».

Ahora, Carlos Sainz siempre estará agradecido a Silverstone, donde se disputó la primera carrera de la historia del campeonato del mundo, donde él ha entrado en la histórica lista de ganadores de la máxima categoría.

«Gracias a todos. Silverstone ha sido un lugar especial para mí, primera victoria en otra categoría, pole, y 12 años después consigo otra victoria pero con Ferrari. Es un lugar especial y gracias a todos los aficionados por ser parte de ello y por animarme», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad