Brutal choque entre PSOE y Podemos por la ampliación del aeropuerto del Prat

Nuevo choque entre los socios de la coalición progresista por el acuerdo alcanzado este lunes para la ampliación del aeropuerto de El Prat

Este nuevo choque entre Podemos y PSOE puede tener consecuencias a nivel municipal en el ayuntamiento de Barcelona, donde también gobiernan socialistas y podemitas juntos. Todo por culpa del acuerdo alcanzado este lunes, en la bilateral Estado-Generalitat, para la ampliación del aeropuerto de El Prat, que supondrá una inversión de 1.700 millones de euros por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La franquicia catalana de Podemos, los comunes de Ada Colau, con un ministro de su formación -el de Universidades Manuel Castells– rechaza de lleno la obra que se pretende hacer en un municipio gobernado por el mismo partido que Colau. La ampliación del aeródromo barcelonés, según los colectivos ecologistas, tendría una importante afectación ambiental sobre el espacio protegido del Delta del Llobregat.

Anuncio

Tras conocerse la decisión, la cuenta oficial del partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y del ministro de Universidades ha lamentado que la propuesta que ha planteado el ministerio de Transportes, Agenda Urbana y Movilidad provocará «20 millones de pasajeros más y cargarse los compromisos internacionales en materia de emergencia climática».

«De verdad que ERC avalará esta propuesta?» preguntan al partido de Aragonès, pese a que el propio Castells lo tendrá que avalar como miembro del Gobierno.

Podemos lamenta la forma en la que se ha gestionado el acuerdo, con una reunión secreta este lunes, antes de la bilateral, entre la ministra de Transportes Raquel Sánchez y el vicepresidente y consejero de Territorio Jordi Puigneró.

Sin embargo, a los de Yolanda Díaz no les ha gustado nada que les hayan ocultado la reunión y el acuerdo. PSOE y Podemos no solo gobiernan juntos el Gobierno, también el ayuntamiento de la ciudad condal. Algunos de sus dirigentes, a través de redes sociales, ponían en duda «los pactos ocultos entre socialistas y convergentes». Fuentes del Ministerio de Transporte aseguran que «era previsible esta reacción» y prefieren no entrar al juego de sus socios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad