Bolivia instaura una ‘dictadura’ de terror: «Son los amigos de Iglesias y Zapatero»

La expresidenta de la oposición encarcelado denuncia torturas y teme que los medios de comunicación socialista manchen su imagen y oculten la realidad.

La dictadura comunista que se ha instaurado en Bolivia no tiene miramientos y está haciendo todo lo posibles por vengarse de todo opositor al régimen.  El partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), presidido por  Luis Arce (presidente de Bolivia) está sumiendo al país en el más crudo terror.

Juan J. Gutiérrez Alonso, profesor y ex trabajador de la embajada española en Bolivia a desvelado a Libertad Digital todo lo que está ocurriendo en el país:

Anuncio

«Ahora están todos los exministros y mandos militares y policiales, que colaboraron para limpiar las instituciones de la corrupción de Evo Morales, en la cárcel. La expresidenta Jeanine está tan desolada y deprimida que ha dejado de comer en su celda. Ella sigue insistiendo en que no iba a abandonar el país y que va a asumir el desenlace final. Está en una situación anímica terrible. Ella no quiso irse del país y dijo que asumiría el desenlace», ha señalado Gutiérrez.

El docente habla claramente de las conexiones de Morales con Podemos y el PSOE en España: «El gobierno español está guardando un silencio cómplice. No hay que olvidar que estos corruptos comunistas bolivianos son los amigos de Pablo Iglesias y Zapatero. Recordemos el capítulo de los GEO en la embajada de España en Bolivia. Es un enigma. ¿Qué hacían nuestros GEO allí? No hay nada que haya sucedido en Venezuela, Ecuador, Bolivia o incluso en Nicaragua que no tenga un vínculo o una conexión con España», puntualiza.

De hecho, las amenazas de Pablo Iglesias a la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso, a la que advierte de que «va a terminar en la cárcel», copian el modelo de represión comunista de Bolivia. «Lo que dice Iglesias es lo mismo que el MAS ha dicho de Áñez. Y lo han llevado a cabo en cuanto han podido. Y así van a continuar», cuenta Gutiérrez.

A esta situación tan espeluznante que se está viviendo en Bolivia se le suma el miedo de la sociedad civil. El desgaste y el miedo está empezando a hacer mella en una sociedad ya castigada por su historia política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad