‘Bofetón’ a Yolanda Díaz: El Banco de España reconoce la inutilidad de los ERTE

El Banco de España advierte al Gobierno de la inutilidad de los ERTE en la actualidad.

El Banco de España alerta sobre los Expedientes de Regulación Temporal de empleo (ERTE). El organismo que dirige Pablo Hernández de Cos ha reconocido, en un informe que publicó ayer martes, que el instrumento laboral más popular de la crisis del coronavirus ha perdido su utilidad. El documento elaborado por Mario Izquierdo, Sergio Puente y Ana Regil se sirve de los microdatos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

A juicio de la institución, tras el cerrojazo de la economía española en la segunda mitad del mes del marzo de 2020, este mecanismo demostró “una elevada efectividad a la hora de facilitar la vuelta al empleo” de los trabajadores. Pero ahora, su eficacia se ha desplomado, a pesar de que el Gobierno pretende alargarlos todo el año 2021. El motivo es que el Banco de España observa que las personas que continúan todavía afectadas por un ERTE cada vez tienen menos posibilidades de volver a sus puestos de trabajo.

Anuncio

“La probabilidad de reincorporación se difumina cuando se analizan los ERTE iniciados en el tercer trimestre o aquellos con una duración más elevada, lo que evidenciaría, fundamentalmente, la prolongación de niveles de actividad bajos, asociados a la continuidad de las restricciones provocadas por la pandemia”, señala el documento titulado Los ERTE en la crisis del Covid-19: un primer análisis de la reincorporación al empleo de los trabajadores afectados.

El pasado mes de septiembre ya empezaron a observarse las primeras señales de los ERTE zombies en el mercado laboral debido al frenazo del número de personas en ERTE que regresaban a sus correspondientes empresas. Este hecho auguraba un terrible desenlace: muchos de los trabajadores que no estaban siendo capaces de salir del ERTE nunca volverán a su puesto, ya sea porque sus empresas acabarán cerrando o porque ya no tienen el mismo volumen de negocio.

Pero el problema es que, en lugar de buscar otro empleo, se mantienen en una especie de letargo laboral financiado con el dinero de todos los contribuyentes, lo que está provocando su zombificación.

Fuente: LibreMercado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad