Batet aprovecha el acto de la Constitución para dar un mitin contra Vox

La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, ha aprovechado el homenaje a la Constitución celebrado en la Cámara Baja para arremeter contra el trabajo de la oposición al Gobierno socialcomunista.

«Judicializar innecesariamente la política comporta politizar la Justicia, pero sobre todo lleva a desconocer el espacio deliberativo propio de todo sistema político democrático», ha señalado Batet. Aunque sin referencias a los destinatarios del mensaje, la alusión al Partido Popular y a Vox ha resultado más que evidente.

Anuncio

La dirigente socialista ha instado además a las formaciones a «evitar convertir el debate político en constante reproche de inconstitucionalidad, porque dentro de nuestra norma suprema caben múltiples opciones políticas».

Batet intenta así desacreditar el trabajo de Partido Popular y Vox que se han visto obligados a recurrir al Tribunal Constitucional ante algunas medidas del Gobierno de PSOE y Podemos. Entre otras, el partido de Pablo Casado ha anunciado que recurrirá la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que preparan los socios de coalición para dejar desprotegidos a Policía y Guardia Civil en su trabajo contra los violentos. Además, cabe recordar que el Tribunal Constitucional declaró la inconstitucionalidad de los estados de alarma impuestos por Pedro Sánchez gracias a los recursos de Vox.

En su discurso la presidenta socialista del Congreso ha llegado a reclamar «lealtad constitucional» a los políticos obviando de esta forma los pactos del presidente del Gobierno con independentistas y proetarras y los sucesivos ataques de la coalición socialcomunista a la independencia judicial, a las instituciones o al español, entre otros asuntos.

Batet ha considerado que esa «lealtad» supone, entre otras cosas, cumplir sus mandatos incluso cuando no se está de acuerdo, respetar las mayorías y evitar una judicialización que ve «innecesaria» de la política.

«En nuestra labor institucional nos encontramos con frecuencia con mandatos constitucionales inequívocos, que nos están específicamente dirigidos. Podemos estar en desacuerdo con las obligaciones constitucionales y legales, y hasta intentar modificarlas, pero en tanto que vigentes no es cuestionable su cumplimiento. Quien discute el cumplimiento de la Constitución pretende situarse por encima de ella», ha afeado.

Además, ha señalado que las democracias se enfrentan a «nuevos riesgos» que no son externos al Parlamento, sino que están dentro. En concreto, ha hablado de la «priorización de las dinámicas de enfrentamiento frente al acuerdo» y de las recetas simples del populismo, fenómenos que a su juicio generan riesgo de deslegitimación de las instituciones.

«Ser leal a la Constitución es también aceptar y asumir la propia posición en el sistema constitucional y la de los otros. Asumir que en ocasiones las opciones propias resultan mayoritarias y en otras deben limitarse a ser la alternativa minoritaria. Ser leal a la Constitución es aceptar la legitimidad del triunfo del otro y asumirlo, con el esfuerzo de llegar a acuerdos mediante la discusión y el debate», ha espetado la dirigente socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad