Ayuso aprueba su Ley de Mercado Abierto

No hará falta licencia para que una empresa se instale en Madrid

Hoy, miércoles, ha aprobado el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid el proyecto de la Ley de Mercado Abierto. Se trata de una herramienta con la que Isabel Díaz Ayuso quiere eliminar las trabas burocráticas e impositivas y contribuir a crear un mercado único en España. La norma permitirá a cualquier empresa española instalarse en la región sin necesidad de solicitar una licencia adicional a la que ya tienen en su lugar de origen.

Era uno los compromisos electorales de la Presidenta. La pretensión es establecer un mercado único y sin barreras administrativas. Así quien quiera instalarse en Madrid no necesitará un permiso extra y hará automáticamente. El proyecto de ley ha sido presentado por el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty. Ha destacado que «Nuevos impuestos y más leyes no es la solución». Es un paso más en la misión de convertir a Madrid en un oasis de libertad frente a las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez. Tras suprimir todos los impuestos propios o impulsar la Ley de Autonomía Financiera aspira a multiplicar la inversión . «La ley no solo contribuirá de forma eficaz a la simplificación administrativa, sino que potenciará la llegada de inversiones y ayudará a impulsar la actividad económica», reiteran en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Anuncio

Crecimiento del PIB

Ayuso calcula que la norma aumentará el PIB regional en torno al 1,6% a medio y largo plazo. Lo que se traducirá en 4.000 millones de euros anuales y unos 50.000 nuevos empleos. Se trata de una ley que nace como respuesta a las reclamaciones de organismos como la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) o el Banco de España, que llevan años advirtiendo de la necesidad de garantizar un mercado único.

Este proyecto de ley recibirá un claro rechazo a la Comunidad de Madrid por parte, especialmente, de los gobernados por el PSOE, con denuncias como el supuesto ‘dumping’ fiscal. Preguntado por esta cuestión, Lasquetty lo ha negado y ha dicho que precisamente es todo lo contrario. «Damos facilidades, no imponemos nada, al revés», ha declarado el consejero. Así una empresa que funciona en otra Comunidad podrá aumentar su facturación trabanjando en Madrid solo con que su permiso en esa región está en regla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad