Artur Mas: Cargo público jubilado que más cobra con un sueldo mensual de 7.662 €

El expresident Artur Mas empieza a cobrar 7.662 euros al mes y se convierte en el cargo público jubilado que más cobra

Artur Mas se ha convertido en el pensionista español que mayor prestación pública percibe: casi 92.000 euros anuales. El 129 expresident del Ejecutivo de Cataluña cumplió el 31 de enero los 65 años y, unos días después, según fuentes de la Generalitat, solicitó la pensión vitalicia que fija el artículo 3 del Estatuto de los expresidentes, aprobado en 2003 por los grupos políticos de esta región.

Mas ha empezado a cobrar desde febrero, tras el reconocimiento de la vicepresidencia económica, una pensión pública no contributiva de 7.662 euros mensuales (60% de ese sueldo, es decir, 91.941,30 euros anuales). Esta cifra podría incrementarse en los próximos meses si la nómina del actual president se eleva cuando se aprueben unos nuevos Presupuestos autonómicos. En este supuesto, la pensión de Mas se acercaría a los 8.000 euros mensuales.

El exdirigente catalán, que fue condenado a un año y un mes de inhabilitación para empleo o cargo público (el Supremo rebajó un año la pena inicial) por un delito de desobediencia por la organización de la consulta independentista del 9-N de 2014, ha echado mano también en los últimos años de otro blindaje más fijado en el Estatuto: una asignación del 80% del sueldo presidencial durante cuatro años como mínimo.

En total, el retiro de Mas le ha costado a la Generalitat en estos años al menos medio millón de euros.

Ahora ha accedido a la pensión, para la que cuenta además con una dotación añadida para su oficina, cuyo coste se desconoce en la actualidad, pero que llegó a los 35.000 euros anuales para los anteriores expresidentes. También hay que añadir a todo esto tres puestos de trabajo adscritos a su servicio a cargo de la Generalitat, así como un automóvil de representación con chófer y los servicios de seguridad necesarios.

La ley establece también que esa pensión vitalicia puede ser ‘traspasada’ a su cónyuge en caso de fallecimiento (50% de dicha pensión) o de sus hijos menores hasta alcanzar la mayoría de edad.

Esta pensión pública no contributiva de Mas, que también percibe Pasqual Maragall, no corre a cargo de la caja de las pensiones. Se asigna a los Presupuestos catalanes, que, como sucede en todas las autonomías, cuenta con importantes aportaciones estatales. Se trata de una argucia legislativa, pero de dudosa legalidad, para superar los límites de la pensión también pública de la Seguridad Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad