Argelia solo sube el gas a España y pacta con Italia; mientras Sánchez en Marruecos.

Invita a Draghi para convertirlo en socio preferente del gas mientras Sánchez se rinde a Mohamed VI

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, ha confirmado que Argelia, con su empresa estatal Sonatrach, subirá el precio del gas únicamente a España. Confía en que dicho incremento sea «moderado». Curiosamente, esta noticia coincide con el viaje a Rabat de Pedro Sánchez, reunirse con  el rey Mohamed VI. El Gobierno argelino, disgustado con esa visita, ha invitado a Mario Draghi para convertirlo en socio preferente del gas.

Ribera precisaba que «la intención de Sonatrach es subir los precios (…) porque entiende que están muy por debajo del precio al que se cotiza en los mercados internacionales». Confía en que «cuanto antes» se puedan cerrar los términos comerciales en los que se fija el precio del gas.

Anuncio

Ha precisado en La Hora de la 1 de TVE que para España es «fundamental» tener una «excelente relación» tanto con Marruecos como con Argelia y lamenta que no exista una «relación fluida» entre ellos. Afirma que Argelia «es un país fiable, que cumple con sus compromisos». Ha añadido que la revisión de los precios del gas es una operación entre compañías «estrictamente comercial», pero «no entre gobiernos».

El presidente del grupo público argelino Sonatrach, Touffik Hakkar, afirmó el pasado viernes que su país contempla una subida de precio para el gas que vende a España. Todo lo contrario de lo que han decidido para el resto de compradores europeos de este combustible. El Gobierno argelino ha anunciado que por los efectos de la invasión rusa en Ucrania mantendrá los precios a sus clientes europeos, con la excepción de España, a la que subirá las tarifas.

Marruecos invita a Sánchez, Argelia a Draghi

Y es que el reconocimiento unilateral por parte de Pedro Sánchez a la solución marroquí ante el conflicto del Sáhara va a traer consecuencias. Si el Presidente ha sido invitado por el rey Mohamed VI, el Gobierno argelino contraataca invitando a Argelia al primer ministro italiano, Mario Draghi. Y será de forma inmediata, pues viajará a Argelia en tres días. El objetivo es convertirse en su nuevo socio para la entrada del gas a Europa. Desde Moncloa informan que Sánchez no tiene intención de viajar para calmar la tensión o tal vez es que no es bien recibido en Argelia.

Y es que desde el cambio de postura de España, Argelia ha intensificado sus contactos con Italia para convertirles en su principal destinatario de gas a la UE. Esto resta competitividad a nuestro país, que hasta ahora era la puerta de entrada del gas del norte de África para su distribución comunitaria. Además, el Gobierno argelino ha anunciado que ante la invasión de Ucrania mantendría los precios a sus clientes europeos. A todos con la excepción de España, a la que renegociará al alza las tarifas.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, ante el enfado público del Gobierno argelino, manifestaron que “estaban informados de todo”. Pero a los pocos días el ministro José Manuel Albares reconoció que no era así. Que el Gobierno no había trasladado la información de la carta a este socio estratégico “porque la diplomacia requiere de mucha discreción”. En el Ejecutivo, rehenes de su propio engaño inicial, decían que “la pataleta de Argel está pactada”. Pero no era cierto.

Casi tres semanas los gobiernos de España y Argelia siguen dándose prácticamente la espalda. A las pocas horas de filtrar Rabat la carta de Sánchez, Argel llamó a consultas a su embajador en Madrid y le hizo retornar a su país. Allí sigue.

Este martes, en una conversación informal con los periodistas, José Manuel Albares manifestaba que “nuestra posición no dista mucho de la de Estados Unidos o Alemania y está dentro del marco de la ONU”. Pero preguntado sobre por qué Argelia no había retirado a su embajador de Washington o Berlín se hizo el silencio. Y el ministro se escabulló de la sala de prensa del Palacio de La Moncloa .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad